EUROCUPEstás viendo//Luke Sikma, MVP de la Eurocup, listo para enfrentarse a su ex en la final
Luke Sikma, MVP de la Eurocup, listo para enfrentarse a su ex en la final

Luke Sikma, MVP de la Eurocup, listo para enfrentarse a su ex en la final

Luke Sikma y el Alba Berlín se verán las caras con el Valencia Basket en la final de la Eurocup.

Luke Sikma ha jugado una temporada espectacular, siendo pieza clave en el Alba Berlín, con el que ha llegado a la final de la Eurocup, además de haber sido galardonado con el premio de MVP de la competición continental. Una serie de logros de lo más merecidos, que sin embargo no le hacen olvidar sus orígenes en España y los inicios de su carrera en el viejo continente, pasando por La Palma (2011-12), Burgos (2012-13), Canarias (2013-15) y Valencia (2015-17). Así se lo contó a Gigantes vía telefónica.

“Fue una época de mi carrera muy importante para mí. Empecé en un club pequeño como La Palma y fui creciendo poco a poco hasta llegar a Valencia, culminando mi paso por España con un título ACB. Tengo muy buenos recuerdos de todo mi tiempo allí y aún tengo muy buenos amigos”

El actual jugador del Alba llegó a España después de una buena carrera en la NCAA con la Universidad Portland. Siendo consciente de lo complicado de jugar en la NBA, Luke Sikma siempre tuvo claro que su futuro podía pasar por Europa.

“Era algo que tenía en mi punto de mira durante mi carrera en la universidad. Sabía que ir a la NBA iba a ser muy complicado para un jugador como yo, que físicamente no estoy a un nivel tan alto como el de los que son drafteados cada año. Irme a Europa y tratar de encontrar un hueco por allí era la decisión correcta y no me he arrepentido. Creo que cuadro muy bien en el estilo de juego de Europa y por eso he ido mejorando y creciendo cada año. Por eso llegué a un club como Valencia, que es de los mejores en España, y pude ganar un título”

Una ética de trabajo como la Luke Sikma hizo mucho más fácil su adaptación al baloncesto europeo y le permitió ir creciendo y consolidándose a este lado del charco.

“Desde el primer momento estuve muy contento. La Palma es un sitio muy pequeño, pero la isla es muy bonita y el equipo era muy joven y tuve muchos minutos. Además allí jugué para un entrenador con el que ahora trabajo en Berlín, Carlos Frade. Sabía que la clave era nunca estar satisfecho con el jugador que soy. Cada día intento mejorar y ayudar al equipo en todo lo que podía, y este estado mental me ha traído hasta aquí. Sabía que tenía que irme ganando el respeto en la liga y empezar desde abajo. Desde que tengo quince años he ido creciendo. Es un viaje largo y nunca debes estar contento. Hay que mantener los pies en el suelo y mejorar día a día”

Su próximo reto no es otro que la final de la Eurocup, en la que se enfrentará a su último equipo en nuestro país, el Valencia Basket. Algo que le motiva y que le apetece mucho, eso sí, sin ningún tipo de ánimo de revancha.

“Tengo muchas ganas de enfrentarme a ellos. Estoy muy contento de que, como equipo, hayamos llegado a la final de la Eurocup. No había muchos que pensasen que podíamos llegar aquí. Y ahora, tener la opción de jugar contra mi ex equipo, es algo muy bonito. Además me apetece mucho ver a mis amigos y ex compañeros en Valencia”

En esa final, como en toda su trayectoria en el Alba Berlín, Luke Sikma estará dirigido por todo un mito viviente de los banquillos como Aito García Reneses. Un técnico que tiene encandilado al jugador norteamericano.

“Es muy especial jugar con Aito. Es una leyenda y ha tenido mucho éxito en muchos sitios. Ha venido a Berlín a coger las riendas del proyecto. Los últimos casi dos años han sido fenomenales. Cada día aprendo algo de él y siempre nos ayuda a mejorar, como jugador y como líder en la cancha”

Y es que esa condición de líder le ha llevado también a ser la cara visible de un equipo en el que se ha coronado como MVP de la Eurocup. Un galardón que el jugador ha recibido con mucho orgullo, pero que no quiere dejar la oportunidad de compartir con sus compañeros.

“El MVP es un gran honor para mí. Estoy muy agradecido por recibirlo, pero también es un premio de equipo. El MVP no va a un jugador que no está en un equipo de nivel y nosotros hemos llegado a la final, y eso te da la oportunidad de ganar un premio así. Estoy muy orgulloso de mis compañeros, de cómo hemos jugado y cómo hemos llegado a la final”

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)