EUROPAEstás viendo//Trinchieri deja dirigir a su asistente un partido de Liga: “La rutina puede matar”
Trinchieri deja dirigir a su asistente un partido de Liga: “La rutina puede matar”

Trinchieri deja dirigir a su asistente un partido de Liga: “La rutina puede matar”

A estas alturas de su carrera, a nadie se le escapa que Andrea Trinchieri es un tipo peculiar. Carismático dentro y fuera de la pista, el técnico italiano sorprendía en el choque que enfrentaba a su equipo, el Brose Bamberg, y al Giessen 46ers con un gesto poco habitual en el mundo del deporte.

Y es que antes de empezar el encuentro, los 6.150 espectadores que abarrotaban el Bamberg Arena no encontraban a su técnico en primera línea del banquillo. Las últimas instrucciones previas al salto inicial no las daba Trinchieri, sino su asistente, Ilias Kantzouris, entrenador griego que acompaña al italiano desde su etapa en la selección de Grecia (2013). Posteriormente trabajaban juntos en Kazan y ahora lo hacen en el conjunto germano. 

Lo sorprendente es que la cosa no acababa ahí. Trinchieri disfrutaba los 40 minutos del partido sentado en un segundo plano en el banquillo, acompañado del director deportivo Daniele Baiesi, y era Kantzouris el que dirigía al Brose durante todo el duelo.

El ‘experimento’ funcionaba, puesto que el Bamberg se imponía de manera clara por un marcador de 82-68. Trinchieri explicaba la razón del cambio en la rueda de prensa posterior al duelo: «Tengo un gran staff, los jugadores, el club, la organización y yo confiamos en ellos. Con tantos partidos es importante tener impulsos diferentes, para todos. La rutina puede matar».

¿Una acción irrespetuosa con el rival? El técnico respondía muy enfadado a uno de los periodistas que le lanzaba esta pregunta: «¿Hablas en serio? ¿No crees que es tu pregunta la irrespetuosa? Pagamos a nuestros asistentes, ¿cómo puedes decir algo así? ¿Por qué debería esto faltar el respeto a alguien? Cuando haces una pregunta debes ser consecuente, así que dime, ¿por qué razón? Quizás quería ver el partido desde un ángulo diferente, ¿me lo permites?»

«Es una pregunta muy específica, ¿cuántos años tienes? (31) ¿y mañana, cuántos vas a tener? Vas a seguir teniendo 31. Ten cuidado, no es nada personal, pero esperaba muchas preguntas, no está. El que piense así tiene un problema, hay buenos médicos. Primero tengo que respetar mis jugadores, mi organización, mis asistentes y mi staff, no tengo nada contra nadie, pero lo siento, primero pienso en ellos, y ya ha explicado muy claro la razón, y no descarto volver a hacerlo de nuevo. Espero que haya quedado claro». concluía el técnico enfadado. 

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)