CHAMPIONS LEAGUEEstás viendo//Iberostar Tenerife pone su primera pica en Flandes: ¡a la final de la BCL!
Iberostar Tenerife pone su primera pica en Flandes: ¡a la final de la BCL!

Iberostar Tenerife pone su primera pica en Flandes: ¡a la final de la BCL!

Iberostar Tenerife logra la victoria ante el anfitrión de la Final Four y se cuela en la final de la Champions League.

El Iberostar Tenerife se clasificó para la final de la tercera edición de la FIBA Basketball Champions League tras batir a domicilio al Telenet Antwerp (70-54). De esta manera, el equipo de Txus Vidorreta acaba con la ley del anfitrión: los dos primeros años, levantó el trofeo el equipo local. Ante los más de 17.000 seguidores belgas que abarrotaron el Sporpaleis, los canarios pusieron su primera pica en Flandes. El domingo, a por la segunda y definitiva ante el Virtus Bolonia.

Ni el mediocre partido de sus dos pilares a lo largo de toda la competición (Iverson y Abromaitis, 5 puntos cada uno) apartó a los canarios de su objetivo. Otros se tornaron protagonistas: las muñecas del infiltrado Gillet y el argentino Brussino en los minutos más delicados (7/10 triples entre ambos), la furia contagiosa de Niang y, como es habitual, el liderazgo de Javi Beirán fueron los principales argumentos tinerfeños para vencer.

Los Giants Antwerp dejaron claro desde el salto inicial su motivación extra. Ni dos robos con contraataque canarios en los primeros compases alteraron el pulso y determinación de los locales. Demostrando un consolidado concepto de equipo, los belgas abrieron las primeras brechas: con poco más de cinco minutos jugados, ya habían anotado sus cinco titulares (7-11). En ese momento, el pívot Bako cometía su segunda personal: la única  noticia buena para los aurinegros en ese primer cuarto (12-20, máxima hasta entonces). Vidorreta había cambiado su quinteto completo antes de los siete minutos buscando sin suerte la combinación adecuada. En el otro banquillo, un aclamado Roel Moors disfrutaba de una planilla ya con siete anotadores.

Al inicio del segundo cuarto, la temida renta de diez puntos se hacía realidad (12-22). Los tinerfeños apretaron los dientes y se aferraron al partido con una gran defensa… y la providencial muñeca de Gillet: triples para 15-22 y empate a 24. Entre el belga y el arrojo de Niang en ambas pinturas (¡taponazo a Bako!), el choque cambió de color: 31-26 al descanso. Gran reacción del Iberostar Tenerife que dejo en unos pírricos seis puntos a sus rivales en este segundo periodo.

En la reanudación, el Iberostar Tenerife realizaba dos cambios respecto al inicio de partido: Beirán y Gillet en los puestos de Richotti y Abromaitis. Y el alero madrileño tomó las riendas de la situación y pivotando y con una soberbia variedad de ganchos comandó la escapada visitante: 41-31 mediado el tercer periodo. En el otro bando, la tensión ya sí pesaba a los Giants, pero pese a sus paupérrimos porcentajes de tiro lograron equilibrar el electrónico (43-40; 47-42 minuto 30). Diez minutos para decidir el segundo finalista…

… Y no pudo empezar mejor el último cuarto: triple con adicional de Brussino (51-42). Y otro triple del argentino poco después (55-42 a 7:26 del final) disparaba la ilusión aurinegra. El infierno rojo empezaba a apagarse, mientras que los trescientos valientes llegados de Tenerife se hacían oír en las gradas. A falta de seis minutos, Vidorreta apostó por dos bases en pista para controlar el tempo. Y un triplazo de Beirán al borde de la posesión abrió definitivamente el camino al triunfo (60-49 a 3:35). La segunda final en tres años era un hecho. El Iberostar Tenerife acaba con la ley de anfitrión en la BCL y se dispone a luchar por su segunda corona continental.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)