EUROLIGAEstás viendo//No carbura: claves para entender por qué el Zalgiris es colista de la Euroliga
No carbura: claves para entender por qué el Zalgiris es colista de la Euroliga

No carbura: claves para entender por qué el Zalgiris es colista de la Euroliga

Vasilije Micic, Brandon Davies Kevin Pangos, Axel Toupane, Aaron White, Brock Motum o Deon Thompson, algunos de los jugadores que ha perdido el Zalgiris de Kaunas en éstos años.

33 victorias en 60 partidos. Un buen 55% de victorias disputando una Final Four y poniendo contra las cuerdas al Fenerbahçe de Obradovic al año siguiente. Ese era el balance del ilusionante Zalgiris de Sarunas Jasikevicius en los dos últimos años en la Euroliga. Saras había conseguido dar con la tecla y había creado un modelo que parecía consolidado. Sin embargo, esta temporada, todo parece haberse ido al garete.

Por lo menos en Europa, ya que en la liga lituana es el absoluto dominador de dicho país (aún marcha invicto, con 14 victorias en 14 encuentros). Sin embargo, en la Euroliga la situación es muy preocupante. El Zalgiris sólo ha ganado 3 de los 15 encuentros que ha disputado, lleva 9 partidos seguidos con derrota y es último de la clasificación. Y eso que empezaron 3-3 ganando incluso al líder Real Madrid en casa y al Fenerbahçe en Turquía. Pero desde ahí la dinámica ha caído en picado y ahora intentamos conocer las razones.

Lo primero, las bajas del Zalgiris

Hay que ser justos. Saras ha ido perdiendo jugadores de mucho nivel en estos dos años. Vasilije Micic, Brandon Davies Kevin Pangos, Axel Toupane, Aaron White, Brock Motum o Deon Thompson han ido haciendo las maletas hacia destinos mejores para ellos y debilitando a un equipo que no se ha reforzado de igual manera.

KC Rivers ha llegado desde el Coosur Real Betis para intentar sumar puntos en una plantilla necesitada de ellos. Zach LeDay o el australiano Jock Landale han sido los refuerzos que más están aportando, pero insuficiente de momento para llegar al ritmo de puntos que la Euroliga necesita para competir a alto nivel.

Pocos puntos… y partidos ajustados con derrota

A pesar de que pueda pensarse lo contrario, Zalgiris de Kaunas no es el equipo que menos puntos anota de la Euroliga, ni tampoco el que más recibe. Zenit, Estrella de Roja o ASVEL Villeurbanne suman menos (eso sí, poco menos) que el equipo lituano, que promedia 74,4 puntos por encuentro.

Un registro ofensivo basado en un trío que anotan 34,4 puntos entre los tres (Marius Grigonis, Zach Leday y Jock Landale) pero que encuentra un auténtico oasis a continuación en lo que a producción se refiere. Los lituanos son la segunda mejor defensa de toda la Euroliga. Reciben 75 puntos por encuentro y tan sólo tienen por delante (únicamente por 5 puntos) al notable Maccabi de Tel Aviv. ¿Qué pasa entonces? Un dato lo refleja: Zalgiris no sabe ganar partidos igualados.

Hasta 9 ha perdido por al menos 7 puntos el equipo de Jasikevicius, que compitió hasta el final ante el Armani Exchange Milán (85-81), el CSKA (85-82), el Barça (76-83), el Panathinaikos (85-86) o el Anadolu Efes (68-74), pero que a la hora de la verdad su baja producción ofensiva le nubla cuando la bola más quema.

Por cada 100 posesiones, Zalgiris presenta el quinto peor registro ofensivo de toda la competición, con 91,6 puntos por encuentro. En defensa, los números son buenos (octavo con 97,1) pero el diferencial les condena (decimoterceros con -5,5, sólo por delante de ASVEL, Baskonia Alba, y Zenit).

Los datos no son muchos más alentadores para la afición lituana si se investiga un poco más: casi tienen el mismo número de asistencias (15,1) que de pérdidas (13,4). Es decir, reparten 1,1 asistencias por cada balón que pierden y sólo Baskonia presenta peores números en este registro. El 16,6% de las posesiones del equipo de Saras acaba en balón perdido (antetepenúltimos en este apartado).

De nada sirve, con estos datos, que el conjunto lituano sea el quinto mejor en defensa sobre tiros exteriores de su rival. Los oponentes del Zalgiris promedian tan sólo un 34,7% desde el triple cuando se miden al club del Zalgiris Arena. Pero en el aro contrario, no lo aprovechan, ya que su porcentaje es el peor de todos los equipos desde el lanzamiento exterior (31%).

Así es muy difícil competir para un equipo con un porcentaje de tiro efectivo del 49,6%, (en la posición número 16 en este apartado). Son todos registros que empobrecen la labor de un Jasikevicius al que ahora le tocan vivir tiempos difíciles. Justo dos décadas después de su único título de Euroliga (1999), Zalgiris está muy lejos de volver a vivir momentos así. Tendrán que volver a tocar fondo… para resucitar.

Fuente: Overbasket

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)