EUROLIGAEstás viendo//¿Vuelve el Maccabi? Sfairopoulos cambia un equipo que no juega playoffs desde 2015
¿Vuelve el Maccabi? Sfairopoulos cambia un equipo que no juega playoffs desde 2015

¿Vuelve el Maccabi? Sfairopoulos cambia un equipo que no juega playoffs desde 2015

Te contamos, punto por punto, las razones que llevan al Maccabi a ser uno de los grandes equipos de Europa actualmente.

Carlos Arroyo, Esteban Batista, Marcus Brown, Will Bynum, Joe Ingles, Sarunas Jasikevicius, Anthony Parker, Jordan Farmar, Theodoros Papaloukas, Sofoklis Schortsanitis, Guy Goodes, Tyrese Rice… Jugando con nuestra memoria, nos salen éstos nombres que, a lo largo de sus 87 años de historia, han pasado por las filas del Maccabi de Tel Aviv.

Sin lugar a dudas, hablamos de un equipo absolutamente histórico, uno de los grandes del panorama europeo. No en vano, ha sido seis veces campeón de Europa y la última es reciente (1977, 1981, 2001, 2004, 2005 y 2014). Cuatro de sus entorchados han sido en pleno Siglo XXI y el último hace un lustro. Un palmarés envidiable, por no hablar de las 52 ligas y 44 copas conquistadas en Israel, país en el que es el indiscutible dominador. Sin embargo, no andaban contentos éstos últimos años en Tel Aviv.

El motivo es bien claro: en la máxima competición europea, al Maccabi no le va bien desde el citado 2014. Al año siguiente, el conjunto que había ganado la competición venciendo en la prórroga al Madrid en la famosa final de Milán con David Blatt al frente, llegó hasta los cuartos de final. El Fenerbahçe (3-0 en cuartos) le apeó de una Final Four que no es que haya vuelto a ver. Ni siquiera se ha acercado. Y menos aún con el nuevo formato.

La llegada de Sfairopoulos cambia al Maccabi

Maccabi no sabe aún lo que es jugar los playoffs desde que se instauró la forma actual de disputa del torneo. Un 37-53 de balance registran los israelíes, que, desesperados por sus malos resultados, recurrieron a un mito del Olympiakos (les llevó a dos finales de Euroliga) y que sabe lo que es convertir equipos en máquinas de juego. Tras llegar la temporada pasada y empezar a maniobrar su resurrección, Giannis Sfairopoulos ha devuelto al Maccabi a un nivel esperanzador para alcanzar su mejor versión.

De hecho, tras 10 jornadas disputadas en la Euroliga, lo tiene quinto en la tabla. Por supuesto, dentro de las posiciones de playoffs (quinto), con seis victorias. Tras comenzar con dos derrotas (una de ellas agónica contra el Madrid sólo por 1 punto) únicamente dos de los favoritos, Milán y Barça, han podido con los israelíes, que han sido capaces, entre otros, de tumbar al Baskonia por 30 puntos en el Buesa Arena.

Ese día Maccabi anotó 113 puntos, lo que habla de su buena salud ofensiva. Posiblemente, la gran razón de su cambio con respecto a otras temporadas. Hablamos del tercer conjunto que más anota (sólo por detrás de dos equipos que están por detrás de ellos, Khimki y Panathinaikos) promediando 84,6 puntos por encuentro. Una cifra notable que se ve sustentada en su alto porcentaje en tiros de dos (57,5%, el mejor de los 18 equipos de la Euroliga) y con varios nombres clave.

Wilbekin, la estrella en una plantilla que funciona como un equipo

La 2004-2005, año en el que ganaron el trofeo, fue la más anotadora de los chicos de Tel-Aviv en su historia en la Euroliga. Por aquel entonces, sumaron 92 puntos de promedio, registros que de momento no baten. Sin embargo, no pueden estar tristes ni mucho menos en su producción ofensiva. Es la temporada que más triples meten de siempre (por encima de los 9 por encuentro) reventando todas sus marcas propias en un choque ante el Baskonia (sumaron 17). Recordamos su salvaje partido.

Un nombre está por encima de los demás: Scottie Wilbekin. El base estadounidense con pasaporte turco se ha desatado como la gran estrella en el antiguo Mano de Elías. Promedia cifras por encima de los 16 puntos por choque, valora bien (16,5) y ante el Olimpia de Milán consiguió algo que nunca antes se había visto en el Maccabi en Europa: anotar siete triples en un partido. Pero Wilbekin se ve muy acompañado en un equipo que no sólo es ataque.

Maccabi es el cuarto conjunto que más anota por cada 100 posesiones (101,4), el segundo que más posesiones tiene por encuentro, (tras el Alba de Berlín), y presenta una eficiencia que está por encima del 50%. Como decíamos, Wilbekin es su estrella, provocando además muchas faltas (sexto en la general con 4,2 por partido), pero Omri Casspi (12 puntos, 5,3 rebotes y 18,3 de valoración) está al acecho siempre que puede por las lesiones (ha jugado 6 partidos), y lo hace con un impresionante 72,2% en tiros de campo.

El sorprendente Nate Wolters

Sin embargo, hay un jugador que no te debe de sonar mucho pero que hace que la dirección del Maccabi funcione a la perfección. Nate Wolters es todo un seguro de vida para Giannis Sfairopoulos. ¿La razón? 30 asistencias por 11 pérdidas. Es decir, cada vez que pierde un balón, ha dado casi tres pases de canasta en un registro en el que su equipo es quinto en la tabla (1,2 asistencia por cada balón perdido).

Más datos auguran una gran temporada del Maccabi, y no sólo en ataque. Recibe 77,4 puntos por partido, pero es el segundo que menos tantos anotan por cada 100 posesiones (90,5, sólo por detrás del Barça).  Además, es el equipo que peor porcentaje de dos permite a su rival (apenas un 43,6%). Y cuando tiene que proteger el aro, un ex del Real Madrid es el perfecto guardián. Terceros en rebote (Barça y Baskonia son los dos primeros), los israelíes tienen en Othello Hunter (8,8 puntos, 5,9 rebotes y 12,2 de valoración) un auténtico seguro de vida. La Euroliga, de hecho, ha hablado con el reciente campeón de Europa con el CSKA de Moscú.

Tarik Black, Tyler Dorsey, Quincy Acy… o el sorprendente Elijah Bryant son otros nombres que tiene Giannis Sfairopoulos a sus órdenes y que está aprovechando a las mil maravillas. ASVEL, Bayern y CSKA de Moscú, en casa, los próximos compromisos de un conjunto que sueña con volver a ser grande. Motivos tienen para creérselo.

Fuente: Overbasket

Un comentario

  1. Es real que han mejorado respecto a años anteriores y que juegan como un equipo, es cierto que tienen muy buenos elementos en su plantilla y que el entrenador les ha cambiado a bien , la cara, pero no deja de ser cierto que es un equipo con once o doce estadounidenses asi que jugar en Euroliga… que se planteen entrar en la nba, es lamentable que se permitan cosas asi

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)