ACB VINTAGEEstás viendo//¿Recuerdas a Walter Berry? La estrella del Atlético de Madrid con números no vistos en ACB
¿Recuerdas a Walter Berry? La estrella del Atlético de Madrid con números no vistos en ACB

¿Recuerdas a Walter Berry? La estrella del Atlético de Madrid con números no vistos en ACB

Walter Berry fue la cúspide del proyecto de élite del Atlético de Madrid. Si, por si alguien todavía no lo sabe, los rojiblancos jugaron un año en la actual Liga Endesa hace justo ahora 30 años. Y tuvieron entre sus filas a un número 14 del Draft de la NBA que firmó números que no se han vuelto a ver en la competición doméstica y que ha cumplido ya 56 años tras casi dos décadas retirado de las canchas.

El proyecto del Atlético de Madrid

Nos tenemos que remontar a los años en los que Jesús Gil era el máximo mandatario del conjunto colchonero. Paralelamente al equipo de fútbol existía un club, constituido en 1922 (el primer castellano en hacerlo) que tuvo grandes miras a finales de la década de los ochenta. En ese momento, (concretamente el 18 de julio de 1989), el Atlético adquirió los derechos federativos del Club Baloncesto Oviedo para llegar a la primera división nacional, la actual LEB Oro.

Chus Bueno o Quino Salvo, entre otros, formaban parte de una plantilla que jugaba en el distrito de Arganzuela y que tenía el objetivo de ascender a la ACB. Nada más lejos de la realidad, ya que ese mismo año descendieron a la tercera división tras varios cambios de entrenador y perdiendo un playoff final ante el Gijón Baloncesto por 3-1. Había que encontrar otra forma de llegar a la máxima división.

Y Jesús Gil lo descubrió con el Club Baloncesto Collado Villalba, que había sido undécimo en la última edición de la ACB. Con ellos llegaría a un acuerdo para formar el Club Atlético de Madrid-Villalba con Gil de presidente y una leyenda del Real Madrid, Clifford Luyk, como entrenador. Apenas duraría unos meses el estadounidense nacionalizado español como técnico, ya que fue destituido el 30 de octubre merced a una mala racha de una victoria en nueve encuentros. Por él llegó el norteamericano Tim Shea, que le cambiaría la cara al equipo.

El huracán Walter Berry

El Atleti, desde ese momento, remontaría el vuelo, y lo haría de la mano de un jugador que fue un auténtico ciclón en su único año en España. Walter Berry, de 2,05 metros de altura y formado en la Universidad St. John’s (donde dijo nada más llegar “Si me vuelven a hacer correr 2 millas a pleno sol me marcho a casa”, de ahí la fama de vago que tenía), cuajó en el Atlético de Madrid un curso para el recuerdo. A nuestro país llegó desde Italia (el Napoli), tras ser elegido en el número 14 del draft NBA por los Portland Trail Blazers y con el aval de tener más de 200 partidos de experiencia en la mejor liga del mundo y notables promedios de 14,1 puntos por encuentro.

Un ejemplo del talento que atesoraba el bueno de Walter Berry lo dio su entrenador en la Universidad, Ronnie Arrow, que llegó a pronunciar estas palabras sobre él. “En cuanto a talento, no veo en Walter diferencia alguna con Hakeem Olajuwon o Michael Jordan. La única diferencia está en su intensidad”. Años más tarde, ya jugando en el Atlético Villalba, se cuenta que mandaban calentar al equipo dando vueltas a la cancha… y él se dedicaba a tirar a canasta. Es decir, sudaba lo justo.

Su irrupción en España fue inmediata: tras perderse los tres primeros choques por lesión, este ala-pívot de 2,05 metros de altura arrancó a lo grande en el derbi madrileño ante el Real Madrid. Sus números: 52 puntos, (más de la mitad de los puntos de su equipo, que sumó 99), 15 rebotes y una valoración total de 56, que sin embargo no sirvió para que su equipo se llevara la victoria. Un primer partido para el recuerdo (nadie ha metido hasta ahora más puntos en el día de su estreno en nuestro país), que puedes volver a revivir completo.

No sería flor de un día tal exhibición. Los números de Walter Berry, durante todo el curso, se mantendrían en una versión meteórica: 33 puntos y una valoración media de 36,9 que nadie ha igualado desde entonces en la liga española. Arvydas Sabonis, (34,2), Darryl Middleton (30,6) y Marc Gasol (27,8) fueron otros legendarios jugadores en la pintura que lo intentaron en el apartado valorativo, pero no superaron la aportación de un atlético jugador con estas cualidades.

  • Lanzamiento entre 4 y 5 metros infalible
  • Elevación por encima de defensor imparable a la hora de lanzar
  • Potencia atlética que aseguraba muchos puntos en segundas opciones para su equipo
  • Capacidad de correr la pista y sumar puntos cómodos al contraataque
  • Mucha facilidad para finalizar tras reverso en finalizaciones y con amplia destreza
  • Intimidación y físico en la faceta defensiva; complicado anotar por encima de él

Bajo su tremendo rendimiento, el Club Atlético de Madrid-Villalba llegaría hasta cuartos de final de la ACB ese año, eliminado por el potente Joventut de Badalona y demostrando una inercia ascendente, logrando incluso la clasificación para la Copa Korac del siguiente curso. En se equipo otro norteamericano sobresalía: Shelton Jones.

Un año, que sin embargo, no llegaría ni tan siquiera a arrancar. El motivo, su desaparición fruto de los problemas de Gil con el equipo de fútbol y por el que le presentaron una moción de censura en Villalba. Hubo un momento en el que el club tuvo dos entrenadores y dos presidentes a la vez. Al final, se acabaría disolviendo el vínculo entre ambos clubes y poniendo punto y final al único año en la élite del Atlético de Madrid.

Berry en la NBA

Antes de dejar su sello en el conjunto colchonero, Walter lo hizo bien en la NBA. Tras ser elegido por los Blazers, tardaría únicamente siete partidos en ser traspasado a los San Antonio Spurs. Allí firmó durante dos años sus mejores momentos en la liga, siendo indiscutible y superando los 17 puntos de media cada noche con los tejanos. Fue hasta que llegó al banquillo de los Spurs un Larry Brown que no contaría demasiado con él, lo que le llevaría a otras dos franquicias en las que su aportación fue menor antes de su citada vuelta a Europa: New Jersey Nets y Houston Rockets.

Tras dejar nuestro país, Walter Berry pasaría principalmente por Grecia e Italia el resto de sus años en activo. Panteras de Miranda, en Venezuela, sería el último equipo en la carrera deportiva de un jugador al que le costó asentarse en un mismo lugar (todo un trotamundos que nunca estuvo más de dos temporadas seguidas en un mismo equipo), pero que en el aficionado colchonero y villalbino dejó un recuerdo imborrable.

https://www.gigantes.com/tienda/suscripciones/suscripcion-jordan-38/

Oferta especial de suscripción

Fuente: KIA en Zona 

 

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)