LIGA ENDESAEstás viendo//¿Qué está fallando en el Baskonia? Algunas razones para comprender su mala racha
¿Qué está fallando en el Baskonia? Algunas razones para comprender su mala racha

¿Qué está fallando en el Baskonia? Algunas razones para comprender su mala racha

El Baskonia tiene un balance clasificatorio negavito en la Liga Endesa y la Euroliga. Velimir Perasovic, en entredicho.

El KirolBet Baskonia se encuentra en una posición complicada, de nuevo, en noviembre. Sólo hay que viajar un año antes para saber a qué se están enfrentando. En 2018 los directivos baskonistas destituyeron a Pedro Martínez meses después de que el catalán hubiera levantado al equipo y le hubiera llevado a la final de la Liga Endesa. Tampoco funcionó la anterior la relación con Sito Alonso, se probó a Pablo Prigioni y él mismo renunció, se quebró muy rápido la confianza en el mencionado Martínez y se recurrió a Velimir Perasovic, que había salido tras clasificarles para la Final Four 2016 de la Euroliga. 

Perasovic no está en una situación nada sencilla. «No soy un tío que se rinde fácil, pero las críticas son del todo merecidas», dijo en la rueda de prensa posterior al partido ante el Fuenlabrada. El equipo que hace unas semanas le retiró la camiseta había ganado por primera vez en veinte años en el feudo alavés. «En estos 5-6 días el equipo se ha caído. Hemos recibido dos duros golpes cuando nadie lo esperaba, nada lo indicaba», aseguró el técnico con la boca pequeña porque sabe que los problemas por los que atraviesan son más que eso. 

Las señales existían

Como siempre que pasan estas cosas, hay que ponerse el casco de director deportivo y ver si se han seguido los pasos necesarios para mejorar el equipo o tener una plantilla competitiva. Se mantuvo el esqueleto y fueron añadidos el italiano Achille Polonara y alguien que ya conocía la Liga, Micheal Eric. No son, quizás, dos que puedan ponerse a la altura de lo que estaba haciendo Vincent Poirier antes de irse, ponerle mucha intensidad y ser un verdadero quebradero de cabeza para el juego interior de los rivales. Y lógicamente se echa de menos a un jugador de mucho nivel como Johannes Voigtmann. Eric, además, anda falto de regularidad. A ello se añade la llegada de Youssoupha Fall, que estaba cedido en Francia, un gigantón de sobrada envergadura (2,34) que sí hace soñar a la afición. Toko Shengelia, por tanto, se ve un tanto sólo en la parcela de hombres altos, pero también en la de la pura anotación. «Está tirando del carro, pero está muy cansado. No puede resolver siempre. Otros jugadores no están aportando como esperamos y como lo ha hecho en el inicio de temporada», dijo Peras refiriéndose al capitán georgiano, que está en su mejor promedio de anotación de siempre (19,4 puntos de media en la Liga Endesa) y al Baskonia le sirve de poco.

Matt Janning y Shavon Shields no están teniendo un rendimiento sostenido y los problemas físicos vuelven a atacar al argentino Patricio Garino. Se ha ido integrando Nik Stauskas, que empezó lesionado y al volver ha comprendido los conceptos a buen ritmo: ser estrella a nivel europeo cuando acaba de llegar quizás se le puede atragantar demasiado. Tras las salidas del verano (Hilliard, Huertas…) se confió mucho en la figura de Luca Vildoza creyendo que ya había llegado su hora, y así parecía con lo mostrado: no ha dado el paso esperado y ahí está acusando el equipo vasco otra figura de peso específico. Pierrià Henry no es suficiente y ha pasado mucha factura la lesión de Jayson Granger en el primer partido de la temporada. 

¿Se ha echado de menos un refuerzo final para completar la plantilla? Por supuesto, sobre todo sabiendo que la 2019/20 es una de las más exigentes de las últimas décadas. 

El Baskonia a día de hoy

Una doble jornada de Euroliga por delante es suficiente para mantener la espera y, de momento, mantener a Perasovic en el banquillo. Eso y que el croata es de la total confianza de Josean Querejeta. Es una apuesta del dueño porque es de los que se ajusta a sus estándares.

El Baskonia es el penúltimo equipo de la Euroliga en asistencias por partido (13,5). Sólo hay tres equipos peores en la Liga Endesa en rebotes capturados (34,4). Son dos pinceladas de un equipo que está con balance negativo en las dos competiciones que disputa. 

«Nos jugamos la credibilidad en cada partido», acierta a decir el técnico. Y es cierto. Hay muchas aristas en un club que ya de por sí es peculiar. Hay más de una parte que no está trabajando como es debido y la afición se empieza a impacientar. Con razón. El Baskonia tiene que reaccionar. Pronto. La temporada es larga, pero no espera a nadie. Y Querejeta lo sabe.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)