LIGA ENDESAEstás viendo//Un fortín llamado Miribilla: las claves del resurgir del Surne Bilbao Basket
Un fortín llamado Miribilla: las claves del resurgir del Surne Bilbao Basket

Un fortín llamado Miribilla: las claves del resurgir del Surne Bilbao Basket

Concluida la jornada 5 de la Liga Endesa el Surne Bilbao Basket era en único equipo de la competición que no había sumado una sola victoria y con una media de 90 puntos recibidos en contra era una de las peores defensas de la acb. 0-5 de balance y luces de alarma en el Botxo. El equipo de Mumbrú, llamado a ser especialmente duro como local (su 3-1 final en Miribilla el año pasado fue clave en la permanencia), había recibido dos marcadores adversos muy contundentes, especialmente el -24 frente al Casademont Zaragoza. Y le venían dos partidos consecutivos en Miribilla con cierto aroma a necesidad. Llegó la respuesta.

Desde que el 17 de octubre venciese al Urbas Fuenlabrada, el Surne Bilbao Basket se ha convertido en el único equipo de toda la Liga Endesa que no ha perdido un partido como local en los últimos 3 meses. Nadie sabe lo que es visitar Miribilla en los últimos 100 días y llevarse un buen sabor de boca. Hereda San Pablo Burgos, Monbus Obradoiro, Río Breogán, Gran Canaria, MoraBanc Andorra y Unicaja Málaga. 7 partidos y 7 victorias, todas conseguidas con mucho sufrimiento y diferencias por debajo de la decena salvo el +15 al Gran Canaria. Y una racha de victorias consecutivas rematadas con el triunfo en las visitas al Monbus Obradoiro y Coosur Real Betis, primeros aportes al casillero conquistados lejos de Bilbao. Del 0-5 al 9-9 actual, cinc0 triunfos por encima de los puestos de descenso.

¿Qué ha cambiado en el Surne Bilbao Basket? Repasamos algunas de las claves:

Mejora defensiva

Si bien la media de anotación recibida sigue siendo elevada (85), es una mejora notable respecto a los 90 puntos recibidos en los 5 primeros choques de la temporada, especialmente como local. En las visitas a las canchas del Real Madrid (95), Valencia Basket (100) o Bitci Baskonia (101) los marcadores adversos han seguido siendo abultados, pero en casa han sabido limitar a las visitas a un máximo de 81 puntos a favor y una media de 77 tras ese mal arranque. Una intensidad que se ha ido contagiando entre todos los jugadores, liderados por el esfuerzo de Damien Inglis y la recuperación de una referencia interior como Jeff Whitey, clave a la hora de defender su propio aro, algo en lo que sufrieron en el inicio de temporada. La asignatura pendiente siguen siendo los 92.5 puntos recibidos lejos de su pabellón, marca más alta de toda la Liga Endesa.

El despertar de Rafa Luz

En esa mejora defensiva han tenido su peso distintos jugadores del equipo (Inglis o Whitey, como decimos, progresando este último de una forma significativa) pero se puede ver bastante representado en la figura de Rafa Luz. Tras un arranque de temporada bastante irregular y pasando una lesión, el brasileño promedia 11 puntos, 4 asistencias y 16.2 de valoración en la racha de 4 triunfos consecutivos. Su aportación ha subido desde la baja de Rousselle y junto al aterrizaje de Stefan Peno han elevado considerablemente la presión sobre la dirección de juego rival (3º equipo como local que concede menos asistencias), posición en la que el año pasado fueron la segunda peor defensa de la liga (valoración recibida de bases).

Damien Inglis, la pieza que faltaba

9 puntos, 5.2 rebotes y 10.2 de valoración, aunque su principal aportación no sale en los números. Inglis ha dotado al Surne Bilbao Basket de algo que carecía hasta su llegada: músculo y físico en la posición de ala-pívot. Salvó el borrón del partido ante el Gran Canaria (expulsado) no ha bajado de 8 puntos anotados, se entiende bien en el juego de poste bajo y poste alto con Ángel Delgado y es capaz de fabricarse sus puntos desde el posteo, una amenaza de la que carecía este equipo en el arranque de la temporada. Un generador interior, con buena mano y capacidad para aumentar la intensidad defensiva por su buen rendimiento en el poste y en los cambios con jugadores más pequeños. Un acierto de fichaje.

Dinamita y regularidad exterior

Valentin Bigote arrancó la temporada con irregularidad, Hakanson está siendo determinante en algunas de las victorias y Goudelock desde su regreso de la lesión está demostrando toda su calidad, más adaptado, mejor físicamente y siendo el referente cuando el equipo lo necesita, sin forzar situaciones y apareciendo en momentos clave de los partidos. El perímetro del Surne Bilbao Basket está repleto de una calidad que no terminaba de manifestarse en el inicio de temporada. Hakanson ha sido capital en las dos victorias ante el Monbus Obradoiro con sus mejores partidos de la temporada (21 y 19 puntos), Bigote lleva 12 partidos anotando 9 o más puntos (11 de ellos con 10 o más) y Goudelock se ha convertido en el jugador a buscar en los partidos apretados para que sea decisivo. Y ahora se suma David Walker para dotar de más solidez en la defensa de los aleros, algo en lo que habían flojeado hasta el momento. El puzle de Mumbrú empieza a estar completo.

acb Photo / A. Arrizabalaga

Suscríbete a Gigantes o compra los últimos números de nuestra revista

Sigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Sigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)