La carta del presidente del Hereda San Pablo Burgos tras su complicado partido ante Fuenlabrada

La carta del presidente del Hereda San Pablo Burgos tras su complicado partido ante Fuenlabrada

Alex Renfroe (32 minutos), Dejan Kravic (21 minutos), Ken Horton (27 minutos), Vitor Benite (29 minutos), Miquel Salvó (31 minutos) y Omar Cook (31 minutos).

Esos son los 6 jugadores del primer equipo con los que Joan Peñarroya ha contado para jugar ante el Urbas Fuenlabrada en la jornada 9 de la Liga Endesa. A pesar del abultado resultado final (78-99), el Hereda San Pablo Burgos ha competido durante buena parte del encuentro (sobre todo en la primera mitad) en la que ha llegado a vencer por 10 puntos. En el último cuarto el equipo de Javi Juárez que suma su tercera victoria consecutiva ha imprimido un ritmo mayor y se ha terminado llevando la victoria.

Tras el encuentro, el presidente del Hereda San Pablo Burgos ha querido dedicar unas palabras a sus jugadores, cuerpo técnico y afición:

«No me he pronunciado nunca, pero creo que la ocasión lo merece.

Nadie sabe lo que hemos sufrido estos 20 días. Solo los que formamos parte de la familia del Hereda San Pablo Burgos; desde el primer positivo de Jordan Sakho. Han sido 20 días de pruebas y más pruebas, PCRs, antígenos, anticuerpos… Hemos dejado de ser profanos en la materia a ser eruditos en la misma.

Se han suspendido partidos de la competición europea y de la Liga Endesa, pero lo principal en estos momentos es la salud de nuestros chicos. Esta tarde hemos disputado un partido que sabíamos que íbamos a perder, porque la batalla no estaba en el campo, 7 personas de nuestro equipo luchando contra la COVID en sus casas y eso nos lo dejaba más claro en el campo.

Estas circunstancias, unidas a que el resto de los jugadores no están atravesando la enfermedad, llevaban más de 15 días sin entrenar, hacía imposible que el equipo rindiese a su nivel habitual en el día de hoy.

Nunca han pedido disculpas ante ninguna adversidad, solo han cumplido con las normas y han salido a luchas como unos gladiadores que durante la primera parte han hecho soñar con otra noche épica, pero al final la falta de efectivos y la falta de fuerzas en sus piernas nos han llevado a entender que en el día de hoy no teníamos que dar una lección de baloncesto, sino una lección de honestidad, una lección de entrega, una lección de compañerismo.

Todos estos valores que nos representan a los burgaleses, valores que nos han hecho aceptar el disputar este partido a sabiendas de que estaba perdido antes de empezarlo. Por eso, aprovecho hoy para felicitar a mi equipo, a todos y cada uno de ellos por el esfuerzo realizado.

Quiero darles las gracias por mantenerse en sus casas y colaborando con los médicos del club. Hoy es el día que más orgulloso me siento de vosotros. Solo podríamos haber ganado este partido de una forma y es con el Coliseum lleno de nuestros aficionados, esos que tanto queremos y echamos de menos, pero de momento nos toca esperar.

Muchas gracias, equipo. Muchas gracias, afición. Esperamos vernos pronto celebrando victorias entonando el himno de Burgos».

Esto decía Peñarroya en los días previos al encuentro.

Salvo Kareem Queeley que sí ha rotado durante buena parte del encuentro, Peñarroya disputó los primeros 35 minutos con una rotación de solo 7 jugadores. Posteriormente entraron Bieshaar y Alonso en la recta final. En la convocatoria del equipo burgalés también estaban Jasiel Rivero Jordan Sakho aunque no han jugado ningún minuto.

En el conjunto fuenlabreño volvió a destacar Marc García con 23 puntos, Melo Trimble con 20 y Eyenga con 21 de valoración.

ACB Photo