LIGA ENDESAEstás viendo//Caso Ourense y ACB: Lo ocurrido y la respuesta en forma de comunicado de la liga
Caso Ourense y ACB: Lo ocurrido y la respuesta en forma de comunicado de la liga

Caso Ourense y ACB: Lo ocurrido y la respuesta en forma de comunicado de la liga

El Tribunal Supremo resolvió que el Ourense no se encontraba en ‘causa de disolución’ en el momento de su ascenso a la ACB, en julio de 2015, motivo por cual la ACB no aceptó su ingreso a la principal categoría del baloncesto nacional en aquella fecha.

La ACB consideró, en su momento, que el club no había superado satisfactoriamente la auditoría de cuentas necesaria para su acceso a la Liga Endesa. Por ello, el equipo gallego recurrió la decisión al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), órgano que no se consideró competente para solucionar el conflicto y lo remitió posteriormente al Consejo Superior de Deportes (CSD).

Tras ello, según recoge ‘Efe’, la ACB admitió al equipo gallego en la competición pero presentó una reclamación que la Audiencia Nacional estimó en parte, sobre uno de los requisitos para la inscripción del club, aunque consideró que el CSD era competente para controlar lo realizado por la asociación de clubes vía recurso.

Ahora, el Supremo mantiene esta decisión, sosteniendo que las Ligas Profesionales pueden parecer entidades puramente privadas pero que se asemejan a una corporación pública, por haber sido creadas por voluntad de la Ley.

La ACB, por su parte, emitió el siguiente comunicado, en forma de aclaración, tras conocer la sentencia:

La acb ha sido notificada este viernes con la sentencia del Tribunal Supremo que desestima el recurso de casación interpuesto contra la resolución del 16/11/2017 de la Audiencia Nacional y reafirmando las competencias del Consejo Superior de Deportes para controlar los acuerdos que adopten las Ligas profesionales sobre la afiliación de clubes.

La sentencia de la Audiencia Nacional del 16/11/2017 anuló la resolución del Consejo Superior de Deportes relativa a la admisión del Ourense en 2015, considerando probado que el club estaba en causa de disolución a 30 de junio de 2015 y, por tanto, que la actuación de la acb rechazando su inscripción había sido correcta.

Dicha sentencia no fue recurrida por el resto de partes del recurso contencioso-administrativo, siendo plenamente vigente y constituyendo la actual resolución del Tribunal Supremo únicamente una ratificación de la sentencia de la Audiencia Nacional sobre las competencias del Consejo Superior de Deportes respecto a las ligas profesionales.

 

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)