COPA DEL REYEstás viendo//El 'plan Laprovittola' funcionó; Madrid-Barça, la final más clásica
El ‘plan Laprovittola’ funcionó; Madrid-Barça, la final más clásica

El ‘plan Laprovittola’ funcionó; Madrid-Barça, la final más clásica

Hasta cinco defensores se turnaron sobre Laprovittola y el plan funcionó a la perfección. El Real Madrid se impuso a un bravo Joventut (93-81) para disputar la séptima final de la década ante el Barça.

Tras su recital ante el Baskonia el día anterior, la atención se centraba en Laprovittola. Pero el base argentino no pudo repetir actuación y quedó desactivado por el plan ideado para ello por los técnicos del Real Madrid. 9 de sus 14 puntos en un último cuarto ya decantado, 5 de 17 tiros de campo, 10 de valoración, 7 pérdidas… 24 horas después, vimos la versión terrenal del genio.

La primera incógnita a resolver era quién defendería a Laprovittola. Laso decidió que fuese Fabien Causeur. Y la labor del alero francés dio frutos: la estrella argentina tardó más de seis minutos y necesitó cinco lanzamientos para anotar sus primeros puntos (13-13). El juego interior verdinegro, Todorovic-Harangody, mantenía el tipo. Pero entonces un parcial de 8-0, dos tiempos muertos y triples de Campazzo y Randolph mediantes, otorgó la iniciativa a los blancos. Otro triple, ahora de Llull, ante una propuesta zonal rival colocaba la psicológica de los diez puntos (26-16). Todorovic, 8 puntos en ese primer periodo, redujo a ocho después de recuperar el balón tras un tapón a Laprovittola (-3 de valoración en estos diez minutos iniciales).

Segundo cuarto: Jeff Taylor toma el relevo en la marca sobre el base de la Penya… y Carroll no tarda en enchufar (29-18 en el primer ataque blanco). Laprovittola fue al banco tras jugar los 13 primeros minutos y anotar su primer triple (32-23). Laso aprovechó para reservar a Taylor, dando entrada a Rudy. Dos minutos y medio después, con la máxima hasta entonces 38-25, regresaron argentino y sueco. Cinco puntos seguidos del capitán Reyes acentuaban la superioridad blanca (41-25). Cuando peor pintaba para los de Badalona, dos triples de Conor Morgan (43-36) les dieron un oxígeno providencial.

Al descanso (48-38), el plan madridista para desactivar a Laprovittola había funcionado: 0 de valoración, 5 puntos y 2 de 10 tiros de campo. Pero aún así, la Penya se las ingenió para encontrar otras soluciones y peleó para aguantar con Todorovic como gran pilar (12 puntos).

En la reanudación, Carroll se convertía en el tercer defensor de la noche de Laprovittola… aunque apenas al minuto y medio era su compatriota Campazzo el que pasó sobre su marca. El base verdinegro siguió fuera de juego, sin anotar… pero los catalanes se aferraban al partido a base de tesón y defensas zonales alternas (54-48 con triple de Ventura).

Llull reemplazaba a Campazzo para ser el quinto defensor de la estrella rival. Y triples de Deck y el propio base balear devolvieron el mando a los madridistas (62-48, minuto 26). El parcial se estiró hasta un 12-0 (66-48) que fulminaba cualquier esperanza verdinegra. Minuto 30: 71-52.

En el último cuarto, un hiperactivo e inconformista Morgan no tiró nunca la toalla y contagió a sus compañeros para seguir en la brega. Mediado este periodo el marcador era 82-70. Encomiable actuación de los verdinegros. Pero el Madrid siempre dio una vuelta de tuerca más.

Hace diez años, en esta misma cancha, el Baskonia levantaba su sexta y (hasta la fecha) última Copa tras batir en la prórroga al Unicaja. Desde entonces, Real Madrid y Barcelona se han repartido todos los títulos coperos (5 blancos y 4 azulgranas), disputando entre ellos seis de esas últimas nueve finales. Mañana domingo, séptimo duelo directo de la década de esa apasionante rivalidad que encuentra en el torneo del k.o. una motivación aún más especial si cabe.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)