Navarro, ante su 18ª Copa. Le falta un MVP y 44 puntos para el récord de Villacampa

Navarro, ante su 18ª Copa. Le falta un MVP y 44 puntos para el récord de Villacampa

Desde 1998 sólo ha faltado a una Copa del Rey: la de 2008, cuando estaba en los Grizzlies. Seis títulos en su palmarés. Nueve finales (la de 2002 no la jugó tras lesionarse en la semifinal), las seis últimas consecutivas (balance 3-3). Tiene los records de más partidos coperos jugados (40), ganados (30) y triples (60) y tiros libres convertidos (116). ¿Algún reto más A Coruña?

Sí, convertirse en el máximo anotador de la historia del torneo del k.o. Acumula 448 puntos en sus 17 participaciones: Epi sumó 454 y Jordi Villacampa, 491. ¿Será capaz de anotar esos 44 tantos que necesita? Además, está a 17 asistencias de Prigioni para ser también el mejor pasador de la competición.

Por otro lado, Navarro tiene una cuenta pendiente: ser MVP de la Copa. No brilló en ninguna de sus seis finales ganadas (Málaga’01, Valencia’03, Málaga’07, Bilbao’10, Madrid’11 y Vitoria’13). En esa media docena de partidos por el título, el escolta azulgrana acumuló 40 puntos: una media de 6.6 con un tope de 14.

Su máxima anotación en la Copa son los 28 puntos que metió en cuartos al Real en Madrid’09. Con ésa, en siete ocasiones ha hecho +20 tantos en esta trepidante competición. Navarro ha jugado 13 encuentros en este torneo con su eterno rival, con un balance de 9-4 (llegó a ser 8-1). Sus balances contra equipos son los siguientes: Valencia (5-2), Baskonia (4-1), Joventut (2-2), Unicaja (4-0) y una victoria ante Fuenlabrada, Estudiantes, Alicante y Tenerife.

“Si ganamos la final, tendré más oportunidades de ser el MVP. Pero no le doy mayor importancia: es una cosa más de la prensa, que me lo recuerda” aseguraba ante los medios. Pero avisaba: “Llegó mucho mejor que en los últimos años. Me siento preparado para ayudar al máximo”. En el recuerdo, las tres últimas finales coperas disputadas en las que sumó 11 puntos entre las tres con 2/25 tiros de campo (1/14 triples). Navarro vuelve a la carga.