El Real Madrid hace gala de profundidad y buscará su tercera Supercopa Endesa consecutiva

El Real Madrid hace gala de profundidad y buscará su tercera Supercopa Endesa consecutiva

El Real Madrid buscará este domingo su tercer título consecutivo de la Supercopa Endesa, lo hará tras imponerse al Iberostar Tenerife (79-92) en su duelo de semifinales, un encuentro que el equipo de Laso controló desde el primer cuarto y en el que la profundidad de su rotación marcó la diferencia.

Los madridistas pisaron pronto el acelerador, forzando y castigando las numerosas pérdidas de los de Vidorreta en el cuarto inicial (siete) a través de puntos en transición que le dieron las primeras ventajas en el marcador. Incluso sin Tavares en cancha, sentado a los tres minutos con dos faltas y que no volvió a aparecer en toda la primera mitad, la sensación fue de control, con Deck y Rudy brillando en ataque. El balear fue, de hecho, máximo anotador del encuentro con 18 puntos, con una serie de 5/9 en triples.

El cuadro canario encontró el desequilibrio en su pareja de bases, Fitipaldo y Huertas. Ambos estuvieron sensacionales (15 puntos el primero y 17 el segundo) y mantuvieron al Iberostar en ataque, dividiendo continuamente la zona y encontrando ventajas. Pero ninguno de ellos pudo conectar con Shermadini, otro hombre clave del equipo y que estuvo bien vigilado por el Real Madrid.

En el tercer cuarto, al que el Real Madrid llegó con seis puntos de renta (42-48), la irrupción de Tavares y los buenos minutos de Campazzo se dejaron notar, para llevar la renta hasta los dieciocho puntos (51-69, min.28) y hacer muy complicada la remontada. A pesar de no tener un gran acierto exterior (5/19 quitando a Rudy de la ecuación), los de Laso limitaron al máximo las pérdidas en la segunda mitad y fueron encontrando buenas situaciones para que talentosísima rotación terminara de desnivelar el duelo. Barça y Real Madrid se jugarán el primer torneo oficial del calendario doméstico, repitiendo la final del pasado año.