El Real Madrid se mete en su séptima final seguida con un inmenso Rudy

El Real Madrid se mete en su séptima final seguida con un inmenso Rudy

El Real Madrid jugará su séptima final seguida de la ACB tras derrotar al Herbalife Gran Canaria.

El Real Madrid derrotó al Herbalife Gran Canaria a domicilio (92-99) para meterse en la final de la Liga Endesa por la vía rápida: 3-0 y a esperar rival, que saldrá del cruce entre el Kirolbet Baskonia y el Barcelona Lassa. Los canarios volvieron a plantear batalla a tumba abierta, apretaron hasta el final en un duelo espectacular marcado por el acierto en ataque, pero de nuevo el triunfo fue para los blancos. Séptima final consecutiva. Desde que Pablo Laso llegó al banquillo en 2011, han jugado todas las finales de la ACB.

Una victoria liderada por un gran Rudy Fernández, cuyo impacto fue mucho más allá de los 21 puntos, 5 rebotes y 24 de valoración. El alero mallorquín apareció siempre que su equipo necesitó puntos o un esfuerzo extra en defensa, poniendo su inteligencia y veteranía al servicio del grupo. Y hasta dejando acciones de otro tiempo como esta espectacular conexión con Sergio Llull (13 puntos):

Una acción brillante a la altura de un partido jugado sin complejos, que también dejó ver esta gran bandeja de Xavi Rabaseda a aro pasado:

Un partido igualadísimo en el que el Real Madrid no logró abrir ventaja hasta el tercer cuarto: a la salida del vestuario, los blancos enlazaron un parcial de 4-14 que les dio 10 puntos de ventaja. El signo de exclamación, esta secuencia: taponazo de Edy Tavares y triple de Jaycee Carroll (17 puntos).

Pero ahí no murió un Herbalife Gran Canaria, que con Marcus Eriksson (10 puntos) y Eulis Báez (17) apretó hasta los minutos finales.

Un triple del dominicano puso al Granca a sólo dos puntos a falta de 50 segundos. Todo un mundo que hizo soñar a la afición canaria al menos con una victoria, hasta que llegó el triple desde la esquina de Jeffery Taylor… A pase de Rudy Fernández.