EUROCUPEstás viendo//Momento Penya: claves de su explosión en España y su buen rendimiento en Europa
Momento Penya: claves de su explosión en España y su buen rendimiento en Europa

Momento Penya: claves de su explosión en España y su buen rendimiento en Europa

El conjunto entrenado por Carles Durán se ha sobrepuesto a un mal inicio de temporada a lo grande.

12 de octubre. El día del Pilar, el Joventut de Badalona vivía su peor momento. Unicaja de Málaga, en el Martín Carpena (77-65), infringía la cuarta derrota consecutiva en Liga Endesa al conjunto de Carles Durán, que se colocaba colista (0-4) y con malas sensaciones en el año de su vuelta a Europa una década después.

Real Madrid, Coosur Real Betis, San Pablo Burgos y el equipo de Luis Casimiro habían hecho morder el polvo en ese inicio de temporada a la Penya, que sólo ganó uno de sus seis primeros partidos oficiales. El triunfo en el Olímpic en la segunda jornada de Eurocup ante el Brescia italiano (81-68) era el único motivo de sonrisa que tenía un equipo que parecía no carburar. ¿Qué pasó? Todo cambió en un día, o casi casi, en un segundo.

Punto de inflexión

Nos vamos al 16 de octubre. Un miércoles de Eurocup en el feudo verdinegro (tercera jornada) en el que la empresa pintaba complicada: llegaba uno de los tradicionales equipos de Euroliga éstos años, el Darüşşafaka turco. Pero entonces, la gran estrella de los badaloneses llegada del Real Madrid (cedido), Klemen Prepelic, apareció: seguro que recuerdas su triple desde medio campo para ganar el duelo (85-82). Una de las acciones del año, en uno de sus peores partidos (9 puntos y 2/10 en tiros de campo).

Y desde ahí, la Penya dejó de sufrir. No en vano, casi un mes después, han ganado ocho de los once partidos que han disputado y ya ocupan posiciones de playoffs en España (6-4 de balance). Tan sólo el Brescia, Unics Kazán y el Darüşşafaka han truncado su racha, pero en Eurocup. Eso sí, en Badalona también sueñan con avanzar en Europa, ya que son terceros de grupo (balance de 4-4).

Prepelic es la cara visible de un equipo que ha desatado una tormenta casi perfecta acompañada no sólo de triunfos. También de juego. Movistar Estudiantes, Herbalife Gran Canaria, Monbus Obradoiro, Casademont Zaragoza, Iberostar Tenerife y Montakit Fuenlabrada han cedido en España (por casi 10 puntos de diferencia de media) y Olimpija de Ljubljana junto a Nanterre lo han hecho en Europa.

LIGA ENDESA

En competición doméstica, Joventut de Badalona anota los mismos puntos (82,1) que recibe (82,1). Una media que ha cambiado en un punto y medio en poder ofensivo con respecto a su magnifico año anterior (semifinal de Copa del Rey) en el que sumaban 80,6 tantos por encuentro en la 2018-2019.

Lo que sí ha cambiado es su rendimiento en el lustro de victorias consecutivas que acumulan: meten más de cinco puntos por partido, y sobre todo, encajan menos de ochenta. Y eso que su nivel de acierto exterior ha bajado (31% desde el triple hasta el partido con los fuenlabreños, 46% con 12 de 26) con respecto al pasado año (37%). Eso sí, en su victoria más contundente.

Cómo toda la temporada, Klemen Prepelic fue el máximo anotador del equipo de Carles Durán. El esloveno está agradeciendo, y de qué manera, su cesión desde el conjunto blanco. Se ha adaptado a las mil maravillas a la Penya, y de hecho, pelea por ser el máximo anotador de toda la Liga Endesa.

La buena marcha verde no se podría entender sin la explosión anotadora de su 10, que mete casi 4 puntos más que el MVP del año pasado de toda la ACB jugando en el Joventut de Badalona, Nico Laprovitola. Sólo Niko Mirotic y Askia Booker, y por una décima de diferencia (21,3 por 21,2) meten más puntos en suelo español que Prepelic, cuarto jugador más usado de toda la competición y es el que más faltas recibe (más de seis por choque).

Desde luego, un jugador determinante pero no el único para explicar la buena salud en España de los verdinegros. El rebote (39,4 de media, los terceros mejores de la liga) está demostrando ser una de sus mejores armas. La Penya tiene a Luka Harangody (6,7 capturas, y 8,4 puntos de promedio, manteniendo su gran nivel del pasado curso) y sobre todo a Alen Omic (ha irrumpido a lo grande en el Olimpic rozando el doble-doble, 11,4 puntos y 9,2 rebotes de media) a dos de los mejores protectores de aro de la liga.

Además, en Badalona saben lo qué es pasarse el balón. De hecho, Joventut de Badalona es mejor en asistencias  que el año pasado (cuarto en la tabla con 17 por 16,4 en la 2018-2019), y mucha culpa de ello tiene la llegada de un maestro. El griego Nikos Zisis es el segundo mejor pasador de la ACB (5,7 pases por función) y además es un seguro de vida desde el tiro libre (94% de acierto).

Otra de las claves para escribir la buena marcha actual del Joventut de Badalona reside en Conor Morgan. Y es que el ala-pívot canadiense vive su mejor momento en Badalona. Ha pasado de promediar 6,6 tantos el año anterior a cerca del doble esta campaña (11,7). Y lo mejor, que se sigue cuidando la cantera: Nenad Dimitrijevic juega más minutos (17 por 13) y anota más (8,2 por 5,6), aunque debe de cuidar mejor el balón (el tercero que más balones pierde en la Liga Endesa con 2,8). También se sigue cuidando el desarrollo de Arturs Zagars, que de jugar dos partidos el año pasado ha pasado a participar en siete en la ACB ya y con 9 minutos de promedio.

EUROCUP

Montakit Fuenlabrada en el Fernando Martín, y Bilbao Basket en casa, pondrán a prueba la racha doméstica de un equipo que en Eurocup rinde algo más irregular pero que también presenta muchas luces. Diez años después, la Penya ha vuelto a disputar competición continental para hacerlo de momento con marcha positiva (4-4). Su gran porcentaje en tiros de dos (roza el 60%) es mejor incluso que el que presentaba aquella plantilla que lideraba en anotación Klay Tucker y en la que estaba como técnico Pepu Hernández, la última que había jugado en Europa hasta la fecha.

Ahora, Olimpija de Ljubljana (fuera de casa) y Unics Kazán (en el Olimpic) cerrarán la primera fase de la Penya pensando en los cuartos de final que acarician y que se disputarían en marzo. Para conseguirlo, se han basado en ser, a diferencia de en España, un equipo con un buen registro de lanzamiento (terceros, sólo por detrás de la Virtus de Teodosic y el Nanterre, en las últimas posiciones de su grupo), lo que les ha llevado a un buen uso de su juego ofensivo.

Son sextos en puntos por 100 posesiones (96,7) el mejor español de toda la competición, y también están entre los primeros clasificados en jugadas defensivas (tapones, robos, o faltas ofensivas forzadas, donde son séptimos). Son cuartos, además, en el la eficiencia en el tiro de tres, algo que como destacábamos antes, contrasta con su marcha en España. Todo esto les lleva a anotar algo más en Europa (83 puntos por partido) pero eso sí, seguir prácticamente igual que en el ámbito nacional en lo que a puntos recibidos se refiere (80,8).

Y en lo individual, poco cambia. Prepelic es el mejor anotador de la competición (18,7), y Omic está en el top5 en el apartado reboteador (7,5). El center bosnio, de hecho, llega hasta los 19,2 de valoración media, lo que le coloca cuarto en una clasificación individual del torneo que comanda Álex Hamilton, del Maccabi Rishon LeZion B.C.

Lo que sí está claro es que en la Penya hubo un antes y un después de un triple. Creer o no creer. Esa es la cuestión.

Fuente: Overbasket y ACB

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)