Intrahistorias del calendario de la Liga Endesa en el año más complicado. ¿Cómo se construye?

Intrahistorias del calendario de la Liga Endesa en el año más complicado. ¿Cómo se construye?

La temporada 2020-2021 será recordada, en parte, por la complejidad del calendario en el baloncesto europeo. A la ya habitual acumulación de encuentros y carga de partidos se ha unido un factor nuevo, la suspensión de partidos a causa de los diferentes positivos en  los equipos, lo que ha añadido un punto más de incertidumbre a una situación de partida, compleja. Ahora que se empiezan a dilucidar las competiciones y se comprime el calendario, es un buen momento para explicar cómo se ha construido el calendario esta temporada en la Liga Endesa.

La complejidad del caso español

En 2021 se disputarán los Juegos Olímpicos y, antes, los diferentes preolímpicos. Esto obliga a terminar las competiciones domésticas antes de lo habitual. En el caso de la Liga Endesa, el final de la liga regular estaba estipulado para el 16 de mayo, pero ante los diferentes brotes surgidos en las últimas semanas, que han obligado a suspender partidos, esta fecha se retrasará, tal y como anunció la propia ACB. Además, esa compresión del calendario en 2021 y el retraso de la Final Four de la Euroliga ha hecho que, por primera vez, concida la Final Four de la competición europea con los playoffs de la Liga Endesa (antes coincidía con una jornada de liga regular).

Ahora, en plenos playoffs de la Euroliga, los equipos españoles están teniendo que disputar partidos. La situación del calendario en España, no solo con equipos Euroliga en fases avanzadas de la competición, sino de Eurocup y Champions League, hace complicado que se hayan podido suspender o aplazar partidos por motivos deportivos o para preparar otras competiciones. El calendario está comprimido al máximo, a diferencia de otros países (en Turquía el Efes no tiene partidos este fin de semana). Y en España hemos tenido 12 equipos jugando competiciones europeas esta temporada.

¿Qué ha cambiado esta temporada?

Ante esta tesitura, preguntados por esta situación, en la propia Liga Endesa explican varios matices que se han introducido esta temporada a la hora de articular este complejo calendario, buscando adaptarse en la medida de lo posible a los compromisos europeos de los diferentes equipos, y pensando en las fases avanzadas de la competición.

Dado que el calendario se modifica y ‘construye, se ha buscado intencionadamente poner las jornadas de descanso de los equipos que disputan competiciones europeas en semanas o situaciones en las que pudieran estar jugando fases avanzadas en Europa. Además, algo que no se había tenido en cuenta hasta ahora, desde la Liga Endesa han intentado adaptar el calendario colocando los viajes más cómodos en los momentos de más tensión de la temporada.

¿Ejemplos? Aparecen varios puntos calientes en el calendario. Por ejemplo, los partidos de los equipos que disputan la Final Eight de la BCL sí que se han podido adelantar y, en la semana más dura del calendario, han caído los descansos de Real Madrid (J34) y Barça (J35), aunque en el caso de los blancos fuera en jornada intersemanal. Valencia (J32) y Baskonia (J35) también tenían sus descansos colocados en lo que hubiera coincidido con el playoff de la Euroliga, aunque finalmente no llegaron a disputarlo.

Todo esto, explicado con el concepto de calendario asimétrico y de jornadas no idénticas que ha ido evolucionando en las últimas temporadas y que, en esta, se ha acentuado ante la acumulación de encuentros suspendidos y recolocados en el año más complicado para la competición en lo que a calendario se refiere.

¿Qué queda por resolver?

Básicamente si finalmente se pueden disputar todos los partidos pendientes de la competición y cuándo. Los casos de TD Systems Baskonia y RETAbet Bilbao Basket, con sus plantillas confinadas tras varios positivos, complican la ecuación, porque tienen partidos por disputar ante equipos de playoffs y se están jugando, en el caso de los bizkainos, el descenso. Lo que parece claro es que la fecha del 16 de mayo se flexibiliza y retrasa y que se adaptará el orden de los partidos a las necesidades de la competición. El objetivo, según explican desde la competición, es que se disputen todos los partidos restantes. Si esto no sucediera, quedaría un último recurso: aplicar el acuerdo aprobado en la asamblea de inicio de temporada según el cual, con el 70% de la competición disputada, se podrían resolver los descensos y el campeón.