¿Qué fue de Jiri Welsch? Unicaja, Estudiantes y una decisión que «arruinó» su carrera NBA

¿Qué fue de Jiri Welsch? Unicaja, Estudiantes y una decisión que «arruinó» su carrera NBA

En 2018 Jiri Welsch colgaba las botas y dejaba el baloncesto profesional. El jugador checo, el segundo que llegó a jugar en la NBA tras George Zidek, es especialmente conocido en España por su paso por el Unicaja de Málaga y el Movistar Estudiantes.

El conjunto malagueño fue el primer destino de Welsch una vez terminada su aventura en la NBA. Antes había explotado como parte del Union Olimpija cuando promedió 17.2 puntos y 3.6 rebotes en la Euroliga. A Málaga llegó en la 06/07 y jugó 4 temporadas. En lo individual su mejor año fue la 07/08 cuando acumuló 9.1 puntos y 3.3 rebotes, aunque en su primera temporada en Málaga el Unicaja alcanzase la Final Four de la Euroliga.

Finalizado su ciclo en el Unicaja, el alero checo puso rumbo al Movistar Estudiantes. Solo estuvo una temporada en el equipo colegial con unas medias de 5.4 rebotes y 2.2 rebotes en un año en el que el equipo del Ramiro jugaba la Eurocup. Posteriormente pondría rumbo a Charleroi, Nymburk y terminaría su carrera en la 17/18 en el Pardubice.

Antes de llegar a España, Welsch fue elegido con el número 16 en el Draft de 2002 por los Philadelphia 76ers (el mismo de Yao Ming, Amare Stoudemire o… Curtis Borchardt), aunque fue inmediatamente traspasado a los Golden State Warriors. En su año rookie no tuvo demasiadas posibilidades, pero en los Celtics sí llegó a mostrar todo su baloncesto jugando de titular 100 de los 136 partidos que jugaría allí. En su primera temporada, siendo de segundo año, firmaría 9.2 puntos y 3.6 rebotes. Después jugaría en Cleveland y Milwaukee.

¿Qué hizo que no siguiese en la NBA? Él mismo lo explica:

«El traspaso que me sacó de Boston fue una petición mía. Los Celtics no tenían interés en traspasarme en principio, pero posteriormente lo pensaron mejor y accedieron. La gente de la organización me apreciaba y me respetaba, si hubiese esperado unos meses seguramente habría firmado una renovación allí. Me dejé asesorar por mi agente y empujé al equipo en la dirección contraria. El paso hacia lo desconocido no funcionó y si me hubiese quedado en Boston seguramente habría estado más tiempo en la NBA«.

En la actualidad trabaja en la Federación de baloncesto checa.