El ascenso a la ACB y el año en la élite del Ciudad de Huelva: así ocurrió

El ascenso a la ACB y el año en la élite del Ciudad de Huelva: así ocurrió

Huelva viaja al pasado al homenajear su ascenso a la ACB de 1997 con unas nuevas equipaciones. Recordamos aquel hito

El C.B. Ciudad de Huelva, ahora en la EBA, ha sacado una nueva línea de equipaciones para la temporada 2020/21 inspiradas, según detalla el club, en el ascenso a la máxima categoría del baloncesto masculino español que lograron en 1997.

Qué mejor momento para viajar hasta aquel año y recordar cómo transcurrió todo. Y, además, qué pasó en la temporada, porque sólo fue una, que jugaron en la Liga ACB.

Ese Ciudad de Huelva no fue el único equipo onubense en luchar por ir a la primera división. Era la quinta vez que estaban en la pelea, fueron cinco años seguidos picando piedra para llegar a la ACB. En la 1996/97 quedaron sólo en cuarta posición tras la fase regular, pero en las eliminatorias dieron lo mejor de sí y se la jugaron ante el Andorra. Habían pasado una campaña algo agitada, por ejemplo por tener que jugar los primeros partidos en Sevilla por las obras de su Pabellón Andrés Estrada o por ver cómo un Montecchia les dejaba tirados porque su novia no le podía acompañar allí.

Al frente del cuadro estaba un jovencísimo Sergio Valdeolmillos, que llegó a la ACB con 30 años. El héroe de la plantilla fu el canadiense Joey Vickery, que acabó sacado a hombros cual torero de un pabellón abarrotado. El Ciudad ganó al Andorra en el quinto y definitivo partido en un pabellón habilitado para unas 2.000 personas en el que acabaron metidas unas 4.000. El ascenso, que suponía poner en el mapa al baloncesto en una provincia que tiene al club decano del fútbol (Recreativo), hizo que en la fiesta de celebración por las calles de la ciudad se diera un chapuzón hasta el alcalde.

Y llegó el gran año del Ciudad de Huelva. Con Valdeolmillos al mando lo intentaron en la ACB, pero se quedaron cortos en el año en el que precisamente un modesto, el Manresa, acabó con el título en sus vitrinas. Se inició la construcción de un pabellón más grande en el que no se llegó a jugar la ACB porque se llegó tarde. La plantilla contaba con buenos jugadores, destacando un Granger Hall que pese a contar ya 35 años fue el líder ofensivo del equipo. Jimmy Oliver y Mike Hansen fueron los otros grandes destacados. Como director de orquesta en la pista, Pablo Martínez Arroyo, y también con una aportación importante el español Juan José Llamas, el italiano Mergin Sina, el neerlandés Álex Rodríguez, el francés Laurent Sciarra y los estadounidenses James Forrest, Jeff Martin y Marques Bragg. La plantilla, amplia y con cambios, la completaron Miguel Ángel Vílchez, Juan José Morcillo, Luis Barroso, Manuel Bazán, Quique López y un joven Devin Davis (el que más alto llegó tras esos partidos en el club).

La aventura del Ciudad de Huelva en la ACB llegó a su fin en 1998 con un play-out en el que bajaron con el Ourense. En el caso del Ciudad, en un duelo andaluz ante el Granada.