Los capitanes del Estudiantes dan la cara. Jaime: “Estamos donde nos merecemos”

Los capitanes del Estudiantes dan la cara. Jaime: “Estamos donde nos merecemos”

Al borde del abismo deportivo, o sea el descenso a la LEB Oro. Así está el Movistar Estudiantes tras la derrota ante el UCAM Murcia (67-82) que le condena a ganar o ganar al Barcelona en casa y al GBC en San Sebastián y esperar.

Sus capitanes, cariacontecidos, han respondido a las preguntas en zona mixta tras el choque.

Jaime Fernández reconoce que “estamos bastante dolidos. Es una sensación horrible estar en esta situación. Vamos penúltimos, ojalá podamos seguir con vida y que tenemos que seguir peleando por esta camiseta. Vemos bastante cerca el abismo, estamos en una situación bastante jodida”.

El base-escolta entiende que “la gente esté muy molesta. No se han hecho las cosas bien desde un principio, no hemos levantado cabeza, no hemos sido nada constantes, no hemos sabido aprovechar los momentos buenos. Hay que asumir la culpa, desde el primero de arriba hasta el último de abajo. Estamos donde nos merecemos, no podemos echar balones fuera”.

Nacho Martín forzaba para reaparecer tras su lesión de hombro. “No queda otra que ganar. Hoy [por ayer] nos estamos jugando un paso importante para el descenso y perdemos de casi veinte. Es un desastre”, asegura.

Sobre el descenso es tajante: “No es matemático pero está claro que jugando así no le vamos a ganar a nadie”.

“Llevamos 30-31 jornadas sin jugar bien. Es cierto que hemos ganado unos cuantos partidos pero en la Liga ACB no puedes esperar a salvarte ganando ocho partidos, o nueve o diez. Hay que ganar bastantes más. No hemos sabido dar con la tecla. Hay días que jugamos bien. Hay días que competimos como en Gran Canaria pero si vas perdiendo de 17 puntos no esperes ganar en la última jugada, es obvio que no vas a ganar. Así que lo resumiría todo en que no estamos haciendo las cosas bien”, concluye un Nacho Martín que asiente en lo que dice su compañero Jaime Fernández sobre si están donde se merecen: “Totalmente”.