LIGA ENDESAEstás viendo//¡Madrid, campeón! Revalida la Supercopa con Campazzo como MVP
¡Madrid, campeón! Revalida la Supercopa con Campazzo como MVP

¡Madrid, campeón! Revalida la Supercopa con Campazzo como MVP

Así vimos el choque en el que los blancos ganaron su sexta Supercopa, igualando a su eterno rival en entorchados.

Inapelable victoria del Real Madrid en la final de la Supercopa ante el Barcelona (89-79). Los de Pablo Laso demostraron que el trabajo adelantado y la química creada tras mucho tiempo apostando por un bloque estable vale más que la plantilla de relumbrón conformada por los azulgranas. Al menos, a día de hoy. Extraordinario trabajo de Gabriel Deck sobre Niko Mirotic. Facundo Campazzo, MVP, con 16 puntos  y 22 de valoración. El Real Madrid revalida el título conquistado el año pasado en Santiago ante el Baskonia y empata en el palmarés de la Supercopa con su eterno rival (6 cada uno).

La final arrancó con un triple de Mirotic, emparejado de salida con Randolph. Claver con Carroll era el duelo con más actividad, más intenso. El Madrid necesitó casi cuatro minutos y siete lanzamientos para abrir su marcador: canasta con adicional no convertido de Campazzo, 2-6. Entonces, la rápida entrada de Deck equilibró el juego blanco y el marcador. Desde el 6-6, sucesivos empates hasta que una técnica a Pesic y tres tiros libres del base argentino abrieron el primer hueco de la tarde (18-12), que creció con un bombazo de Rudy (21-14). Dos triples consecutivos de Delaney devolvieron la igualdad al término del primer cuarto (21-20). Campazo hiperactivo; Delaney, la respuesta.

Pero un 8-0 de salida en el segundo cuarto, con triples de Rudy y Mickey, disparó a los locales y empinó la final a los culés (29-20). Hanga sobre Laprovittola y regreso a pista de Mirotic y pese a un triple del de Podgorica (29-23), un mate de Mickey obligaba a Pesic a pedir tiempo muerto con la primera ventaja de más de diez puntos (36-25, minuto 16). Momentos de inspiración local y un 2+1 de Deck (3 falta de Mirotic) y un triple de Laprovittola disparó el electrónico (42-27).

La segunda línea blanca funcionaba como un reloj mientras que el Barça echaba en falta referentes. Tres tiros libres del MVP de la pasada campaña convertían ya el reto para los culés en una etapa reina (47-29, minuto 18). El Barça contuvo el vendaval y se retiró a vestuarios quince abajo (48-33). Débil defensa y pobres porcentajes de tiros azulgranas; sobresaliente rendimiento de la pareja interior de recambio (Deck y Mickey).

En la reanudación, mientras Laso repitió quinteto inicial, Pesic hizo dos cambios dando entrada a Oriola (por las faltas de Mirotic) y Delaney (galones). Y la dinámica favorable a los blancos no cambió hasta un apabullante 54-35, minuto 23. Pero una técnica a Tavares y una consiguiente cuarta personal enturbió el plácido partido madridista. Entonces emergió la figura de Brandon Davies con un parcial de 0-10 en el que anotó siete tantos y culminó con asistencia para Oriola. Capicúa 54-45 y tiempo muerto de Laso. Higgins tomó el relevo de Davies en la encomiable reacción catalana y el resultado quedó en un ajustado e incierto 69-63 con triple de Hanga sobre la bocina al final del tercer cuarto.

En el último cuarto, con Felipe Reyes como inesperado factor, el Madrid encauzó la situación: 74-65 con triple de Laprovittola. La cuarta personal de Mirotic, en ataque sobre Deck, fue una piedra más en el arduo camino culé con casi ocho minutos por jugarse. Los cuatro fichajes presentes del Barça, todos con +10 puntos, fueron los mejores anotadores del Barça (sumaron 63 de los 79 puntos culés, el 80%) y encararon la recta final juntos en pista. Apuraron sus bazas, pero el Madrid supo administrar sus rentas y mantener un colchón de seguridad hasta el final. Un triple de Campazzo a 1:27 del final fue la sentencia. Final competida que anticipa una temporada repleta de alicientes entre estos dos súper equipos.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)