LIGA ENDESAEstás viendo//Opinión. El nuevo Barça: proyecto… y entrenador, por David Sardinero
Opinión. El nuevo Barça: proyecto… y entrenador, por David Sardinero

Opinión. El nuevo Barça: proyecto… y entrenador, por David Sardinero

Solo han pasado seis meses desde que Sarunas Jasikevicius diera el salto a los banquillos. El salto definitivo, el de ser primer entrenador. Llevaba un año y medio de asistente, pero donde el culo quema cuando pierdes es en la otra silla, la del jefe. Le tocó lidiar con el grupo de la muerte de la Euroliga: 12 partidos en el Top 16 al frente del Zalgiris; 2 victorias y 10 derrotas.

Ahora su nombre suena como candidato al banquillo del Barça y parece una apuesta arriesgada. Las tres últimas Euroliga han sido ganadas por tres técnicos de diferente perfil. Diferente entre ellos y diferente al de Saras. Un entrenador contrastadísimo, como David Blatt, que llegó a la gloria con un amplio bagaje. Distinta era la trayectoria de Pablo Laso, que antes de llegar al Madrid, había pasado por Castellón, Valencia, Cantabria y Donosti. Con éxitos y con fracasos, pero con kilómetros. Como el rodaje que hizo Itoudis. Después de hacer la mili con Obradovic, y no es precisamente una mili cualquiera, estuvo un año en el Banvit antes de dar el salto definitivo al CSKA. Tres casos de éxitos en tres proyectos potentes europeos.

El Barça debe aspirar a eso. A la élite europea y a cortar la racha del Madrid de Laso. Lo que ha hecho Xavi Pascual en estos años es muy valioso, pero a medida que tu máximo rival sigue ganando, la exigencia en esta rivalidad se amplía. Y si se confirma su adiós, el Barça tendrá pensar en un rumbo doble: proyecto… y entrenador.

No parece que sea posible una gran revolución. Muchos jugadores azulgrana tienen contrato, el mercado europeo está controlado por las potencias rusas y turcas y el proyecto del Barça va a necesitar pizarra. Sí, Tyronne Lue ha ganado la NBA sin ninguna experiencia, pero el Barça no tiene un LeBron y no parece que lo vaya a tener a corto plazo. Puede y debe aspirar a tener un buen equipo, competitivo, con capacidad para ganar títulos. No ha estado tan lejos, pero acertar con el entrenador será clave.

Jasikevicius tiene madera y trazas para ser un buen entrenador. Y dos cosas a su favor: coincidió con Navarro como jugador y con uno de los que están llamados a mandar en el nuevo Barça, Rodrigo de la Fuente. Pero quizá su hora todavía no es esta. No tienen el éxito tan lejos, y hay múltiples opciones.

El abanico de posibilidades es amplio, e incluso alguna puede estar en casa o en la Liga. Que acierten, será bueno para el basket español.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)