LIGA ENDESAEstás viendo//Pablo Aguilar: lesión, llegada a Japón, regreso, y gran nivel en Burgos... ¡tras dos entrenos!
Pablo Aguilar: lesión, llegada a Japón, regreso, y gran nivel en Burgos… ¡tras dos entrenos!

Pablo Aguilar: lesión, llegada a Japón, regreso, y gran nivel en Burgos… ¡tras dos entrenos!

«No está siendo fácil desde que me lesioné. El verano ha sido largo y duro pero veo las cosas con positividad y por suerte tengo a mi alrededor gente a la que quiero y me quiere y se hace más llevadero». Esto decía el pasado mes de octubre, en medio del proceso de recuperación de su grave lesión en la muñeca izquierda de la que se operó el pasado verano, Pablo Aguilar (31 años, 2,05). Un percance que ha condicionado en los últimos tiempos su carrera deportiva pero que, a buen seguro, le ha ayudado a crecer en lo mental para un regreso tan bárbaro como el que está teniendo con San Pablo Burgos.

Únicamente dos entrenamientos con el conjunto burgalés antes de la Fase Final le han bastado al internacional español para gozar de la confianza total de Joan Peñarroya. Ante Casademont Zaragoza en su debut ya empezó a conocer los ritmos del equipo con 12 minutos, y ya ante el Real Madrid se convirtió en capital (26 minutos disputados y 11 rebotes, a sólo 1 de tope reboteador en España). Más tarde, ante Valencia Basket, repitió presencia en cancha (26′) y firmó su tope anotador hasta ahora en la Fase Final (12 puntos). En total, más de 6,6 puntos y 6,8 rebotes y casi 11 de valoración de promedio en la Fase Final para una carrera en España en la que está cerca de los 330 partidos disputados.

Toda la historia de Pablo Aguilar desde su lesión

Pero, más allá de los números, para Pablo Aguilar, sin duda, como dice el lema de la Fase Final, volver es ganar. Su gran nivel con San Pablo Burgos, formando parte de un equipo que ha hecho historia metiéndose en las primeras semifinales de su historia, le llega superando el calvario que se inició con la lesión en la muñeca cuando jugaba en el Reggio Emilia italiano.

Una dolencia que pareció superar fichando por el Iberostar Tenerife en julio del año pasado, pero que no desapareció y que le obligó a despedirse del equipo de Txus Vidorreta sin tan siquiera debutar con ellos recién iniciado el pasado mes de octubre. Antes, también se quedó fuera de toda opción de disputar el glorioso Mundial de China con la Selección Española (fue el primer corte de Scariolo junto con Joan Sastre de la Copa del Mundo). Las palabras con las que dejaba Iberostar eran estas…

Superación personal y vuelta… en Japón

Desde ahí comenzaría una concienzuda fase de recuperación en al que el granadino ha dado lo mejor de sí mismo por volver. Y hacerlo a gran nivel. Así, 10 meses después de su último partido en una cancha de baloncesto, Pablo Aguilar volvió a sentirse jugador. Eso sí, lo hizo lejos de casa.

En el Kawasaki Brave Thunders, de la primera división de Japón, fue donde pudo volver a vestirse de corto el canterano del Real Madrid (debutó de blanco en Liga Endesa y Euroliga) con paso también por Granada, Casademont Zaragoza, Valencia y Herbalife Gran Canaria en España. Eso sí, la experiencia de Pablo Aguilar en el país nipón fue efímera. Apenas pudo disputar dos partidos por el coronavirus, pero en el primero de ellos demostró que no había vuelto de cualquier manera (doble-doble de 12 puntos y 11 rebotes).

Y el resto, con el confinamiento y la vuelta a nuestro país, ya se conoce, con el fichaje hace apenas 15 días con el San Pablo Burgos de un jugador que también ha estado en Croacia (Cedevita Zagreb, en 2018). Experiencias vitales todas ellas vitales que han ayudado a Pablo Aguilar en el complicado proceso de la recuperación de una lesión de la que parece que ha vuelto más fuerte. Y ahora, sueña despierto con San Pablo Burgos. Desde luego, un año difícil de olvidar.

Pincha en la foto para comprar estas revistas

Foto: ACB Photo / M.Pozo

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)