Pau Gasol, tras la noticia de Mundo Deportivo de su fichaje por el Barça: «Aún no estoy listo para volver»

Pau Gasol, tras la noticia de Mundo Deportivo de su fichaje por el Barça: «Aún no estoy listo para volver»

Tarde convulsa en el baloncesto español. Primero, saltaba lo que puede ser la noticia del año en el baloncesto FIBA. Según publicaba Mundo Deportivo,Pau Gasol, uno de los mejores jugadores europeos de la historia, va a regresar al ‘Viejo Continente’ para una última aventura como profesional: volver a jugar en el FC Barcelona, el club del que salió hace 19 años con destino la NBA, donde ha desarrollado una carrera extraordinaria.

Unas horas más tarde, el propio Pau Gasol negaba que su incorporación fuera inminente con las siguientes palabras, publicadas en su cuenta oficial: «Al hilo de las noticias aparecidas, quiero comunicar que continúo centrado en mi recuperación y aún no estoy listo para volver a la pista. Cuando tenga algo que anunciar, lo haré a través de mis redes sociales. ¡Muchas gracias por vuestro apoyo!»

Gasol, con 40 años, no disputó ningún partido oficial la pasada temporada en la NBA, aquejado de una fractura por estrés en el pie izquierdo que le impidió debutar con los Portland Trail Blazers, el equipo con el que firmó el verano anterior. En cierto modo, este posible retorno al baloncesto europeo podía llevar implícito otro hecho: que Gasol haya disputado ya su último partido NBA.

Con una larga recuperación a cuestas y el deseo en el horizonte de llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio, un torneo que representaría su quinta participación olímpica, Gasol podría haber decidido dejar Estados Unidos para tratar de encontrar en España los minutos y continuidad que pueden favorecer sus opciones para llegar mejor a los Juegos. De paso, se abriría la puerta para uno de los títulos que Gasol aún tiene pendientes en su carrera, la Euroliga.

La guinda de un proyecto que aspira a todo

Gasol vendría a ser la guinda de un proyecto, el del Barça, que aspira a todos los títulos tras la conquista de la Copa deL Rey. La llegada de Sarunas Jasikevicius al banquillo (con el que Gasol coincidió en el club, como jugadores ambos) supuso otro ambicioso paso para un equipo que contará con una de las plantillas más armadas del panorama europea. A la llegada de Gasol, al que el baloncesto FIBA puede beneficiar en términos de protección defensiva lejos del aro, el Barça suma ingredientes de altísimo nivel como Nikola Mirotic o Corey Higgins, más una rotación plagada de jugadores de gran cartel europeo como Adam Hanga, Brandon Davies, Víctor Claver, Pierre Oriola, Kyle Kuric… una plantilla profunda y de enormes posibilidades.

La abundancia de efectivos y versatilidad de muchos de ellos permiten imaginar un papel cómodo, en cuanto a minutaje, para el veterano interior de Sant Boi, que pueda permitirle ir cogiendo su mejor tono físico y mostrar su nivel en las citas clave.

Leyenda en la NBA

Gasol volvería a Europa tras 18 temporadas en la NBA y una carrera legendaria donde destacan sus dos títulos de campeón (2009 y 2010, ambos con los Lakers), sus seis presencias en el All-Star, cuatro en alguno de los tres mejores quintetos de la temporada o el nombramiento como novato del año. Su trayectoria en Estados Unidos significó un punto de inflexión para el baloncesto español, ya que nunca antes un jugador había alcanzado tal prestigio en la competición de más nivel del planeta. Hasta el punto de que su carrera allí representa una de las más destacadas que cualquier jugador internacional haya tenido jamás en la NBA, con buenas posibilidades de acabar siendo elegido en el ‘Salón de la Fama’ e incluso teniendo algún dorsal retirado (en los Lakers, en su caso).

Pese a rendir a excelente nivel también como veterano (fue All-Star con 34 y 35 años, por sus actuaciones con los Bulls), los últimos cursos han sido complejos para un Gasol castigado por las lesiones y la pérdida de movilidad defensiva, algo que dificultaba su impacto en una NBA cada vez más exigente, en ese apartado, para los jugadores altos. Durante el curso 2017-18 (con 37 años) fue capaz de promediar 10 puntos, 8 rebotes y 3 asistencias en poco más de 23 minutos por encuentro con los San Antonio Spurs, pero serían sus últimas gotas de brillo en la competición.

Al año siguiente sus minutos caerían drásticamente. Su presencia en Milwaukee acabaría siendo testimonial y el nuevo lugar elegido en el verano de 2019 (Portland) resultó una esperanza frustrada, por la compleja lesión en el pie que le ha dejado fuera de combate el último año y medio. Gasol disputó su último encuentro como profesional NBA el 10 de marzo de 2019, con los Bucks y ante los Spurs.

El Barça le vio explotar

Formado en el CB Cornellá, Gasol llegó al FC Barcelona con 16 años. Solo dos después, con 18, debutaría en ACB. Lo haría un inolvidable 17 de enero de 1999, en Cáceres. Pau únicamente tendría 25 minutos con el primer equipo aquel curso (en el que el Barça ganaría la Liga), pero su presencia sería mayor en el siguiente (1999-2000), tras haber formado parte, el verano previo, de la selección junior española campeona del mundo. Y su explosión sería definitiva en la campaña 2000-2001, su última en España.

En ella Gasol se convirtió en un auténtico icono, con un cóctel de tamaño, coordinación, fundamentos y versatilidad que le convertía en un jugador dominante, partiendo incluso de posiciones exteriores. Ganó Liga y Copa con el Barça aquel año, siendo MVP del torneo copero y de la final liguera. Su elección en el número 3 del Draft NBA, histórica en su momento, desembocó en su inmediato aterrizaje en la NBA, dando por finalizada su etapa en el baloncesto europeo.

19 años después, el hijo pródigo volvería a casa, para dar las últimas pinceladas de una carrera para la historia.