Prigioni se despide del Baskonia: «No estoy disfrutando de lo que estoy haciendo» (Vídeo)

Prigioni se despide del Baskonia: «No estoy disfrutando de lo que estoy haciendo» (Vídeo)

Un día después de anunciar su retirada con una carta publicada en Twitter, Pablo Prigioni comparecía ante la prensa para explicar más en profundidad su decisión. Aquí tienes los extractos de su discurso inicial:

‘Difícil empezarlo. Agradecerle a Josean que está al lado mío, significa mucho para mi. Es el momento de dejar de jugar al basket. Como dije en la carta, ahí están todos los motivos bien claros.

No suelo dudar en el momento de tomar decisiones. Muchísimos factores me han llevado a tomar la decisión. No ha sido de un día para otro, ha sido un cúmulo de sentimientos, incluso antes de llegar al Baskonia esta última vez. Después de quedar libre de Houston, no estaba convencido si quería seguir jugando. No veía la opción de jugar en otro lugar que no sea aquí, con el objetivo de darme cuenta que si tenía ganas de jugar tenía que ser aquí. Mejor que aquí no me iba a sentir en otro lado.

Desde que llegué lo he intentado pero la cabeza ya no está. La cabeza con el cuerpo ya no quieren saber más nada de esto, por más que yo he empujado. No he llegado a ese punto de encontrar la motivación y el deseo de competir, el verme competitivo, el hacer el esfuerzo que hay que hacer cada día para competir a este nivel. Mentalmente me he encontrado frágil, como nunca me había pasado. Lo tenía claro hace un par de semanas, pero lo he seguido intentado y ha sido en vano. No estoy disfrutando de lo que estoy haciendo y eso es fundamental. Si uno no disfruta, no tengo ninguna razón para seguir forzando. La decisión estoy 100% convencido de tomarla.

Me siento muy honrado y halagado por la cantidad de mensajes de compañeros, ex compañeros, entrenadores que he tenido y a los que me enfrentado, equipos… ha sido infinita la cantidad de mensajes que stoy recibiendo. Me honra que me consideren las cosas que me están diciendo.

Ponerme la camiseta de Baskonia una vez más ha sido algo único. Muy agraecido a Josean por la oportunidad, muy agradecido al Baskonia, a la afición, a la ciudad, a toda la gente que trabaja en la institución.

Es el equipo que más he sentido, con diferencia. Cuando he jugado con la camiseta de Baskonia las sensaciones son similares a las que tengo con la camiseta de la Selección Argentina. No me había pasado con ningún otro equipo. Tengo un vínculo muy grande. Y eso que hemos pasados momentos difíciles, con la afición, con el club. Lo que me ha identificado con esta ciudad es increíble. Poder dejar de jugar vistiendo esta camiseta significa mucho para mi y voy a estar eternamente agradecido.

Mi señora, cuando llegué a casa (supo la decisión). Porque cuando estábamos entrenando ya sabía que sería el último. Me duché y agarré mis cosas, los compañeros no se dieron cuenta. Yo ya sabía que no iba a volver. Cuando llegué a casa le enseñé las zapatillas y las cosas de mi taquillo, y que se había terminado. Se lo dije a ella. No lo comenté más, ni siquieras a mis compañeros de selección, que hablamos muchos, porque todo el mundo iba a hacerme cambiar de opinión. Soy bastante cabezón y no había vuelta atrás. La manera era que no lo supiera nadie.

Una vez que lo anuncié sentí que me había quitado un peso de encima. Esto me venía trastornando la cabeza las últimas semanas. Hoy me levanté contento, feliz, en paz conmigo y con la decisión que había tomado. Y empecé a hacer un balance de mi vida como jugador y me puedo marchar tranquilo. Siempre he tenido en mente que cuando dejara de jugar, no tener nada que reprocharme. Y me voy de esa manera. Me he vaciado en todos los lugar donde he estado. He intentado llegar lo más lejos posible con la capacidad que tenía, física y mental. He llegado a lugares que jamás pensé que iba a llegar. Eso hace que me vaya tranquilo’.