LIGA ENDESAEstás viendo//Propuestas, ideas y formatos para acabar la Liga Endesa y la Euroliga cuando se puedan retomar
Propuestas, ideas y formatos para acabar la Liga Endesa y la Euroliga cuando se puedan retomar

Propuestas, ideas y formatos para acabar la Liga Endesa y la Euroliga cuando se puedan retomar

La situación sanitaria sigue teniendo bloqueado el baloncesto europeo, con las principales competiciones suspendidas. Aquí queremos lanzar ideas, ser creativos y cotejar o buscar diferentes formatos y opiniones para intentar acabar las competiciones en tiempo record, si se pudieran retomar en los próximos meses. Hemos querido preguntar a varios analistas para ofrecer propuestas y formatos para intentar no cancelar la presente temporada.

David Sardinero (Gigantes)

Entiendo que de primeras a cualquiera, en caliente, le sale pensar que se debería cancelar la temporada. Pero la realidad es que, dure más o menos este periodo, en algún momento acabará, y por eso no me parece descabellado pensar en qué puede suceder dentro de unos meses, o cómo podemos solventar un problema que es real: ¿cómo acaba la temporada? Cancelar las competiciones, en parte, es la solución más fácil. La más drástica y la menos compleja. Punto, final. Pero si profundizamos veríamos que genera otra serie de problemas que a largo plazo pueden ser peligrosos (derechos de TV, patrocinios, etc).

Mi opinión es que la celebración del preolímpico y de los Juegos Olímpicos en las fechas estipuladas parece muy complicado. Para este ejercicio asumo que el preolímpico no se juega en junio y eso despeja el calendario. Hay que tener en cuenta que, una vez se levanten las restricciones, los jugadores van a necesitar una pequeña pretemporada y que el calendario de ambas competiciones deberá estar coordinado. Otro factor a tener en cuenta en el debate es que, si pensamos en formatos más allá del 30 de junio, contractualmente se genera un problema que legalmente habría que subsanar. Si todas estas variables se solucionan, lo cual no es sencillo, se podría plantear un escenario en el que se retome la competición reduciendo los formatos: eliminatorias de playoffs a menos partidos manteniendo la liga regular para dilucidar la parte baja y los equipos que entran en playoffs. Esto obligaría a empujar la Final Four y las finales a finales de junio o intentar negociar con los diferentes actores la posibilidad de alargar los contratos un mes más, hasta el 31 de julio.

Piti Hurtado (DAZN)

No sabemos absolutamente de lo que va a pasar mañana, sobrereaccionar es un ejercicio inútil pero empujar las fechas lo máximo posible es a día de hoy lo más sensato en la insensatez en la que vivimos. Usar todo Junio y todo Julio para acabar la Euroliga y la Liga Endesa. Marzo y Abril serán nuestro atípico verano del 2020. Los JJOO que se movieran a Septiembre y que los Preolímpicos se jugaran en Agosto.

Si, efectivamente, los jugadores se quejarán de que no habrá tiempo para descansar entre temporadas, pero físicamente tampoco contábamos con este periodo vacío. Los últimos 15 días de Mayo con suerte poder usarlos como una pretemporada atípica para poder volver a un nivel de forma mínimo…

La única forma de darle valor a todo lo sudado de Septiembre a Marzo es permitir que Julio sea hábil. El inicio de la temporada 2020-21 trasladarlo a Noviembre. Y por pedir que no quede, calendarios consensuados entre las grandes organizaciones del basket. ¿Nos llenamos la boca con los valores de nuestro deporte y no vamos a hacer un ejercicio de solidaridad y trabajo en equipo para que los aficionados tengan el baloncesto que nos roba el virus? Trabajemos para paliar tanto dolor y lágrimas arrimando el hombro y siendo generosos.

José Manuel Puertas (Tirando a Fallar)

Parto de la base de que me cuesta ser optimista en la situación actual y que, siendo muy complicado prever cómo vamos a estar en 48 horas, hacer cálculos a un mes vista me parece un poco pretencioso. Pero hay que hacer de tripas corazón. Veo altamente improbable que se esté jugando antes de finales de mayo como pronto. Y realmente, el único escenario realista que me cuadra incluye que la temporada se vaya más allá del 30 de junio. Obviamente eso supone un serio problema contractual, al ser esa la fecha en la que terminan la mayoría de vinculaciones entre clubes y jugadores, pero confío en que, llegado ese escenario, se pudiera articular la forma de hacerlo. De lo contrario, la única forma más o menos viable sería la cancelación de la competición regular tanto en Liga Endesa como en Euroliga y el salto directamente a los ‘play offs’ durante el mes de junio. Obviamente eso es algo bastante injusto y, sobre todo, no es fácil de articular entre unos calendarios y otros. En la Euroliga, donde por ejemplo Turquía acaba de parar, va a ser realmente complicado casar todo. En el lado contrario a los turcos está el Zalgiris, que ya tiene la competición nacional cancelada y solo jugaría la europea. Difícil sudoku.

Vayamos pues a ese escenario que nos lleva más allá del 1 de julio. Supongamos que contractualmente se puede resolver la situación y los contratos se prorrogan hasta el 30 de agosto, por ejemplo, al no haber Juegos Olímpicos. Confiemos en que las economías de los clubes puedan también adaptarse a ello y resistir lo que se les viene encima. Quizá es mucho suponer, pero parece la única forma de no reducir drásticamente el número de partidos. Ahí se ganarían dos meses para jugar y recuperar, a la par de lo que probablemente hará la NBA, todo el tiempo perdido hasta ahora. Sé que es una opción complejísima por lo que generaría a partir de ahí en los calendarios internacionales, comenzando obviamente por la siguiente temporada. Probablemente esta ya debería retrasarse como poco un mes o algo más en su inicio e irse a octubre. Y obviamente la FIBA deberá poner de su parte y retrasar torneos como el Eurobasket del siguiente verano, previsto del 17 al 29 de agosto de 2021. ¿Por qué no llevarlo a 2022, incluso? No contemplo para la cultura europea ese escenario que ya vislumbra la NBA de aprovechar esta coyuntura para jugar de forma estable de Navidad a agosto, pero sí es obvio que los siguientes ejercicios aquí también deberían ajustarse bastante si, insisto, se pretenden jugar todos los partidos, como parecen desear la ACB y la Euroliga. Y sí, obviamente a medio plazo eso sería un nuevo problema para nuestro baloncesto. ¿Cuándo se jugarían los torneos de selecciones si la NBA acaba en agosto? Pero de eso, si quieren, ya hablamos otro día mejor.

José Ajero (Movistar+)

Cualquier solución es complicada para lograr una resolución justa. Una de las ideas más atractivas es la Fase Final con 8 equipos para buscar campeón. Los duelos quedarían  establecidos por orden de clasificación de la temporada regular y en cancha única. Esto último es básico, pues en la mayoría de los casos de Liga Endesa -desconozco las propiedades de las canchas en Europa-; los pabellones pueden estar comprometidos para otras actividades. El sistema, es factible e incluso no se debería descartar en el caso de la Eurocup, donde Partizan de Belgrado ofreció casa y techo para una gran fase final con 20.000 personas en las gradas. Además, sería extensible a Euroliga, también.

Otra historia son los descensos. Todo lo que se decida a un partido es peor para los intereses de los equipos con mejor récord. En mi cabeza, perder un campeonato dista mucho de bajar división. Así, los cuatro últimos equipos y en sistema de liguilla jugarían cuatro rondas de tres jornadas cada una -9 partidos por conjunto-. Eso sí, cada equipo mantiene sus ventajas. Ejemplo práctico: Movistar Estudiantes y Montakit Fuenlabrada empezarán con 0 puntos; UCAM Murcia, con 1 y Coosur Real Betis, con 2 victorias a su favor. Los dos que más sumen…

Luis Hidalgo (Kia en Zona)

En el mejor de los casos (siempre que ganase todas sus eliminatorias de playoffs por la vía rápida), al campeón de la Liga Endesa le quedarían por jugar un mínimo de 19 partidos. Esto, con solo 23 jornadas disputadas, debería obligar a la competición a que en caso de querer buscar un campeón se tengan que jugar más partidos. Quizá una serie de playoffs entre los equipos que están del 6 al 11 (el 11º, el Herbalife Gran Canaria (11-11), tiene un partido menos) para determinar los 8 clasificados y jugar cada lado del cuadro en una sede neutral para evitar los continuos desplazamientos.

Si la liga se extiende hasta el verano y se completa en su totalidad, entiendo que a puerta cerrada, lo más interesante sería seguir el modelo chino y establecer varias sedes en los que disputar los encuentros entre los equipos de las distintas zonas de España. Concentraciones lo más seguras posibles, limitar los desplazamientos y varios partidos por semana para concluir la liga regular en el menor tiempo. Con 11 jornadas y si la Euroliga no se reanuda se podría finalizar en aproximadamente un mes más lo que requiriesen los playoffs para los que la situación y las sedes podrían reevaluarse. La normalidad deberá quedar ya para la 20/21.

La Euroliga tiene más sencillo tanto el mantener el formato como el tomar una decisión con las posiciones actuales. Ya han disputado 28 de las 34 jornadas de liga regular y tiene a 5 equipos ya clasificados para playoffs. Sin embargo, dados los balances y situación actual se podría organizar una Final Four en la misma fecha y sede que la ya establecida con los 5 equipos ya clasificados (Efes, Madrid, Barça, CSKA y Maccabi) en la que CSKA y Maccabi, al tener un peor balance (19 victorias), se enfrentasen en una ronda previa. Efes como líder de la regular se enfrentaría al ganador de esta muerte súbita y Madrid – Barça irían por el otro lado del cuadro. Sería un formato de wild-card como el que se utiliza en la MLB de béisbol.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)