Opinión: Gracias, Fran Vázquez. Que el recuerdo te ponga donde te mereces

Opinión: Gracias, Fran Vázquez. Que el recuerdo te ponga donde te mereces

Siempre ha sido un tipo especial. De esos que no necesitan los focos y que en ocasiones los rehúyen. Quizá por eso, la carrera de Fran Vázquez ha tenido menos flashes que las de otros con muchos menos méritos que él. Por eso ahora que lo deja es un buen momento para entender lo que ha sido Fran Vázquez y lo que ha representado para nuestro baloncesto.

Un tipo introvertido, sí, pero del que es casi imposible encontrar alguien que hable mal en nuestro baloncesto (lo cual no es sencillo ni habitual). Tomó sus decisiones, algunas no compartidas o comprendidas por muchos, pero la realidad es que lo hizo libremente y tuvo la carrera que él quiso, igual que ha tenido el adiós cuando lo ha querido. Y esto es algo también poco habitual. A muchos jugadores les acaba retirando el mercado. Es ley de vida y pasa en muchas profesiones y deportes. En su caso es diferente. Se va porque quiere.

Elegir el momento de retirarte, ante el abismo y vértigo que eso genera, no es fácil para ningún deportista. Me consta que había equipos preguntando por la situación contractual de Fran Vázquez para la próxima temporada. Tampoco tiene lesiones graves. Se retira porque quiere y cuando quiere, porque quiere vivir otras cosas y otra vida, aunque hubiera podido seguir jugando perfectamente. A su manera.

Deportivamente también ha sido un jugador especial. Una fisionomía lejana a la de otros pívots españoles y un juego, siempre por encima del aro, también diferente. Un físico casi arácnido; ágil y brazos muy largos. Gran capacidad de timing para el tapón y contundente al aro. En parte, adelantado a su tiempo, desarrollando un tiro de media distancia (e incluso larga) que hubiera sido oro en la NBA actual con su juego, esa a la que dijo no cuando fue elegido en el draft por Orlando Magic.

Se va uno de los mejores jugadores españoles de siempre que no han pasado por la NBA, una lista que comparte con leyendas como Llull, Felipe Reyes, Herreros, Epi, Villacampa o Corbalán. Porque viendo sus números, la carrera que deja, es para ponerle a ese nivel. Un repaso rápido basta para entender lo que ha sido Fran Vázquez: máximo taponador de la historia de la Liga Endesa, máximo taponador de la historia de la Euroliga y de la historia de los playoffs ACB. Récord de tapones en un partido de Liga Endesa, 7º jugador que más partidos ha jugado en la historia de la Liga Endesa, 7º histórico en rebotes…

Una gran carrera, construida por él como ha querido. Adaptándose a aquellos clubes a los que ha llegado, cambiando su rol para lo que le pidiesen sus entrenadores y ejerciendo de mentor para ayudar a los más jóvenes en sus últimos años de carrera y en las ventanas de la Selección. Ojalá el recuerdo te ponga donde te mereces, Fran. Gracias por todo.

ACB-Photo. E.Casas.