LIGA ENDESAEstás viendo//Sensaciones extrañas. Contracrónica desde la Fonteta, por David Sardinero
Sensaciones extrañas. Contracrónica desde la Fonteta, por David Sardinero

Sensaciones extrañas. Contracrónica desde la Fonteta, por David Sardinero

Es todo raro. Es lo primero que notas cuando entras en un partido de esta Fase Final. Diferente a cualquier otro evento baloncestístico. Pero en estas circunstancias, la mejor noticia es que podamos tener un evento baloncestístico. El de hoy era el primer partido que Gigantes presenciaba en directo en esta Fase Final y la realidad es que es una experiencia diferente.

Es necesario entender cómo se estructura la ‘burbuja’ de la Liga Endesa en Valencia. Jugadores, staff técnico, miembros de la organización y de las expediciones de los clubes tienen un nivel de acceso diferente, como explicó José Ajero en nuestra web. Él está verdaderamente dentro de esa ‘burbuja’. La prensa tiene un nivel de acceso diferente. Sin contacto con los jugadores o entrenadores, accedemos por otra puerta, tras un control de temperatura, y te sitúas directamente en una posición destinada a los medios de comunicación presentes en Valencia. Realmente muy pocos en las primeras jornadas, con restricciones por sectores, y más presencia en el día de semifinales.

Antes del inicio de los partidos todo es más o menos similar. Salvo el público. El gran vector de cambio de sensaciones. Al menos para mí. El speaker pone música, hay presentación de los equipos y hay ruido. Ruido artificial, pero ruido. Pero cuando todo eso acaba y el partido va a empezar, aparece el silencio. Esas sensaciones varían. Recuerdan más a un teatro, con una función que empieza. La gente en la grada ve y escucha cómo interactúan los ‘actores’.

En televisión es curioso, porque se perciben sonidos que habitualmente las transmisiones impiden escuchar. Vivirlos es diferente. Por momentos pareces escuchar un partido de juniors, de polideportivo. Si cierras los ojos, oyes un partido de basket que cualquiera podemos haber jugado. Si los abres, están Mirotic, Hanga o Higgins jugando a máxima intensidad ante el San Pablo Burgos. Se ha escuchado hablar mucho de la legitimidad del campeón, de si el formato es justo o injusto. En estas situaciones es imposible que lo sea al 100% y lo más que se puede intentar es acercarse. Para mí, esa legitimidad que vaya a tener el campeón se la está dando lo que estamos viendo en las canchas. Jugadores tomándose esta Fase Final muy en serio, con intensidad y muy buen baloncesto. No estamos viendo pachangas o equipos dejándose llevar, y esa intensidad, vivida y escuchada en primera persona, lo refrenda.

Porque otros compañeros han hablado estos días de lo que se escucha. Gritos, instrucciones y protestas. O un “va fuera, este lo falla” cuando un rival lanza un tiro libre. Y las protestas, vuelvo. Se escuchan más, sí, pero me quedo con la reflexión de mi compañero Piti Hurtado: “No me parece que haya habido más protestas que en otro partido tenso de semifinales. Si me parece que las protestas se oyen mucho más. A discreción de la capacidad auditiva. Alejarse de la protesta para escuchar menos ya no es una opción”.

El deporte de masas está concebido para el público, y ciertamente se añora. Por lo menos, en el deporte que hemos conocido hasta ahora, en el que los aficionados estaban implícitos. Siempre han estado ahí y casi de un día para otro, no están. Ojalá puedan volver pronto.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)