2020, un año complicado y difícil de olvidar. Todo esto ha pasado hasta ahora

2020, un año complicado y difícil de olvidar. Todo esto ha pasado hasta ahora

Pintaba a un año espectacular de baloncesto el 2020. De hecho, en las previsiones, era un año de Juegos Olímpicos, NCAA, resolución de la Liga Endesa y LFEndesa, NBA, Campeonatos de Europa de formación… pues bien, todo eso se ha ido al traste.

Apenas se ha disputado un Campeonato de España Infantil y Cadete de selecciones, el Preolímpico femenino, la Intercontinental en Tenerife (ganada por Iberostar) la Minicopa y Copa del Rey de Málaga, el All-Star y la Copa de la Reina. Es cierto que la Liga Endesa o la NBA se han resuelto o lo están haciendo finalmente, pero nada es como antes. El 2020, desde luego, será un año que, por lo atípico, será difícil de olvidar.

Y lo será entre otras cosas por varios momento trágicos. Devastadores. El calendario arrancó con una muy triste noticia: el fallecimiento del exComisionado NBA David Stern, a los 77 años de edad. Stern fue máximo responsable de la competición americana durante treinta años, en los que cambió la concepción de la misma, llevó a cotas inimaginables el mercado y su expansión y lideró varias épocas doradas de la competición. Una de las figuras más importantes en la gestión del deporte moderno decía adiós. Ni siquiera acabaría enero para recibir otro mazazo.

El 26 de enero saltaba la noticia del fallecimiento de Kobe Bryant y su hija Gianna en un accidente de helicóptero. Siete personas más fallecieron en un suceso que conmocionó al mundo y que aún tiene al mundo del baloncesto en estado de shock. El mito se iba demasiado pronto al poco de retirarse: apenas tenía 41 años. En Gigantes, ya desde el primer momento en formato online, y en cuanto se pudo en papel, hubo gran homenaje en forma de revista.

Por si fuera poco, y para desgracia de todos, hubo más fallecimientos. Unos días antes del fatal desenlace de Kobe, se marchó una persona querida por el baloncesto español. Robert Archibald, con paso por NBA y en la Liga Endesa por Valencia, Joventut, Unicaja o Zaragoza, fue hallado sin vida por su padre en su domicilio de Illinois el pasado 23 de enero. Y después, también ha habido que pasar por otros duros momento: Michael Ojo, pívot del Estrella Roja, nos dejó con sólo 27 años tras sufrir un ataque al corazón después de un entrenamiento. Jerry Sloan, mítico entrenador NBA, fallecería en mayo tras una larga enfermedad.

Fue duro, muy duro de digerir. Pero ni siquiera quedaría ahí. La vida cambió para todos la semana del 9 al 15 de marzo. Ya se habían producido avisos y China llevaba unos meses en crisis, pero desde mediados del tercer mes del año el coronavirus irrumpió con todos. Rápidamente, todas las competiciones, tanto las nacionales en España a todos los niveles, como las internacionales, incluida una NBA pionera en parar en Estados Unidos (y a la que siguieron el resto de deportes) se detuvieron. ¿Y qúe sucedió con el parón de la NBA? El anuncio de la retirada de una leyenda. El gran Vince Carter se retiraba de las canchas para siempre tras más de dos décadas en activo. Un retirada triste y sin estar a la altura de un jugador como él.

Con la duda de Carter si no volvía la NBA en su formato original, desde entonces arrancó un período insólito: el del confinamiento, con el deporte detenido durante varios meses, algo que la gran mayoría de mortales, por no decir todos, no habían vivido a lo largo de su vida. Cuando la pandemia se pudo controlar (entre comillas) algunas competiciones decidieron intentar el regreso, incluida una Liga Endesa que mostró a todos que el formato burbuja era posible bajo unas estrictas medidas y en una sede inmejorable, como Valencia y su L’Alqueria del Basket para jugar en la Fonteta. Otros no pudieron hacerlo, como la Euroliga o otras competiciones intercontinentales, que, históricamente, no han podido concluir.

Y, cuando parecía que, en pleno rebrote en España, teniendo que convivir con el virus, y en plena resolución de la temporada NBA con el éxito del formato en DisneyWorld, ha saltado la noticia. El deporte norteamericano dijo basta y se ha revelado a lo grande contra el racismo, poniendo en jaque a la Liga. Dos jornadas completas suspendidas, antes de la decisión de reanudar la fase final. La WNBA tampoco disputó suspendió varias jornadas, y otras modalidades también han decidido mostrar su repulsa al último altercado de lucha racial que en esta ocasión ha sacudido a Jacob Blake (afroamericano disparado siete veces por la espalda por un policía) deteniendo su actividad.

Es un 2020 que nos ha desafiado a todos. Han pasado otras cosas, algunas consecuencia del coronavirus (las competiciones FEB no han sufrido descensos y sí ascensos, aumentando su número de equipos en varias de ellas) y otras que no se podían esperar (ejemplo, la retirada de la internacional española Marta Xargay). La de Xargay puede ser temporal, pero si que es definitiva la de Nuria Martínez. Y un detalle que no hay que pasar por alto: la de los miles y miles de jóvenes que se han quedado en este tiempo sin poder hacer lo que más les gusta: jugar una pachanga en la calle junto a sus amigos. Hay mucho más, pero son sólo algunas de las cosas que han pasado hasta ahora en este, de momento, cruel 2020.

Quizás te interese…

Fotos: Getty Images