MÁS BASKETEstás viendo//Los mejores "cameos" de la historia del baloncesto
Los mejores «cameos» de la historia del baloncesto

Los mejores «cameos» de la historia del baloncesto

Cuando la canasta y el cine unen fuerzas, surgen cameos relacionados con el baloncesto con bastante peso en la gran pantalla

La unión entre baloncesto y cine nos ha ofrecido algunas obras realmente interesantes. Son muchas las películas de Hollywood que han hecho que su trama orbite alrededor de un balón y una canasta. Hoy queremos analizar este duopolio desde otra óptica bien diferenciada, citar algunos de los jugadores de la NBA que han aparecido en obras de ficción, ya sea representando un rol de deportista o bien como un cameo divertido que haya servido como anzuelo publicitario.

No podíamos empezar nuestra lista sin citar la carismática y extraordinaria mezcla entre Michael Jordan y los Looney Tunes. Efectivamente, hacemos referencia a «Space Jam», obra que marcó a toda una generación de jóvenes. Dicha película ayudó a que muchos europeos entraran en contacto por vez primera con un universo inédito como era el de la NBA en aquel contexto. La película, estrenada en 1996, fue todo un éxito de taquilla y es el film de baloncesto con mayor recaudación de la historia. En la película los archienemigos de los Looney Tunes roban las habilidades de otros deportistas de renombre como es el caso de Patrick Ewing, Shawn Bradley o Charles Barkley. 

En el caso de “Space Jam” hemos visto uno de los casos más paradigmáticos, donde Michael Jordan prácticamente se interpreta a sí mismo, con ligeras diferencias argumentales. Ahora analizaremos un caso diametralmente diferente: el de Wilt Chamberlain. El jugador lució durante toda su carrera el número 13, cifra asociada históricamente a la mala suerte. Existe incluso una fobia relacionada con el «doce más uno», la triscaidecafobia. El jugador no es nada supersticioso y le ha ido muy bien en los contextos alejados de los terrenos de juego. De hecho, pudimos ver al deportista en la mítica película «Conan el Destructor» de 1982 donde, con 42 años, se enfrentó nada más y nada menos que a Arnold Schwarzenegger. El film fue estrenado en 1984, y también resultó todo un éxito de taquilla. Sus 2,14 metros de altura ayudaron mucho a que la escena del combate pasase a formar parte de los anales del séptimo arte.

El tercer nombre de nuestra lista es el de Shaquille O’Neal. El pívot, considerado como un jugador histórico en su posición, ha participado en 15 películas. Su debut cinematográfico fue en 1994, y entre sus apariciones más recordadas está la de «Scary Movie 4″ en 2006 o la de «Grown Ups 2», conocida en nuestro territorio como «Niños Grandes 2″.

Volviendo al terreno de los enfrentamientos espectaculares, hay que citar el papel que desarrolló Kareem Abdul-Jabbar en la obra “Game of Death”. El histórico pívot de los Lakers, que curiosamente llegó al equipo para intentar resolver la retirada de Chamberlain, también protagonizó una recordada pelea cinematográfica. En este caso se enfrentó nada menos que a Bruce Lee. No destriparemos cuál es el resultado de este mítico enfrentamiento. Si sois amantes del cine y su historia, no os la podéis perder. Abdul-Jabbar también participó en otros filmes, como en la popular comedia «Aterriza Como Puedas»desarrollando el rol de copiloto.

El catalán Pau Gasol también se puso delante de una cámara. Pero en su caso lo hizo para un producto destinado a la pequeña pantalla. El jugador apareció en la serie «CSI: Miami» en el año 2009. La prolífica serie tiene 10 temporadas y 232 capítulos, y en uno de ellos podemos ver al de Barcelona inmerso en un caso por resolver.

Denis Rodman, rey de las excentricidades, también probó suerte en el cine. El jugador de los Bulls aparece en dos películas de los finales de los años noventa. La primera es «Double Team» de 1997, donde el ex compañero de Jordan comparte metraje con Jean-Claude Van Dammeicono del género de acción. En el año 2000 se estrenó «Rescate explosivo«, obra muy mal valorada por la crítica, pero con un rol protagonista del jugador. El nombre no deja mucho a la imaginación.

Para finalizar nuestra particular lista, hemos de mencionar el caso de Julius Erving. El «Doctor J» protagonizó una película conocida con el nombre de «The Fish that saved Pittsburgh«. Se trata de un filme de fantasía y deporte estrenado en 1979. La libertad creativa que se vivió en ese contexto propiciaba la aparición de obras tan estridentes como esta. Su argumento orbita en torno a la astrología; un equipo pasa por un mal momento deportivo y una astróloga decide crear una plantilla formada única y exclusivamente por jugadores piscis. También aparecen jugadores como el anteriormente mencionado Abdul-Jabbar, Bob Lanier o Spencer Haywood. En España se conoce con el nombre de «Basket Music». ¿Os atrevéis a verla?

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)