Cómo evitar lesiones deportivas de manera natural

Cómo evitar lesiones deportivas de manera natural

Las lesiones deportivas son más comunes de lo que nos imaginamos. Por este motivo, es necesario adoptar medidas que nos ayuden a prevenir los daños en nuestros músculos, tendones y ligamentos. En este sentido, el consumo de productos con colágeno puede resultar altamente beneficioso para combatir las lesiones deportivas. Hoy en día, Bonflex® es uno de los principales laboratorios farmacéuticos especialistas en elaborar complementos nutricionales con productos de origen natural.

Los beneficios del colágeno en la prevención de las lesiones deportivas

El colágeno es una proteína vital para el organismo, ya que podríamos considerarla como el pegamento que se encarga de unir todos los tejidos. Por esta razón, de alguna forma, es la responsable de que todo funcione correctamente.

Además, el colágeno es la proteína que más abunda en nuestro cuerpo, representando el 25% del total de todas las proteínas. Entre sus propiedades, sobresale sobre todo su alta capacidad regenerante, que la convierte en una propiedad muy utilizada tanto en el sector de la cosmética como en la elaboración de suplementos para deportistas.

Lass personas que consumen a diario colágeno hidrolizado elevan la concentración de aminoácidos en sangre, concretamente de glicina, prolina e hidroxiprolina: tres aminoácidos especialmente relevantes en el caso de los deportistas a la hora de evitar lesiones.

La glicina, por ejemplo, ayuda a prevenir la artrosis y la osteoporosis, así como las enfermedades degenerativas, mientras que la prolina es especialmente prolija para la regeneración de la piel, las fibras, los huesos y los tejidos de todo el cuerpo. La hidroxiprolina, por su parte, ayuda a combatir los virus y microorganismos.

Del mismo modo, el colágeno también tiene un efecto analgésico en el 81% de los casos en los que se experimenta dolor en ligamentos o tendones. De este modo, esta proteína no solo ayuda a prevenir las lesiones deportivas más comunes, sino que permite suavizarlas aliviando el dolor. En el caso de las lesiones de rodilla, el colágeno es una proteína fundamental para su recuperación.

Otras formas de prevenir las lesiones deportivas

Uno de los principales métodos para evitar lesiones deportivas consiste en calentar antes de iniciar la práctica deportiva, para preparar el cuerpo tanto física como mentalmente. Los ejercicios de calentamiento promueven un mayor flujo de sangre y oxígeno en los músculos, una mayor flexibilidad en el caso de realizar estiramientos y, además, fomentan una mayor relajación y concentración.

Igualmente, los estiramientos son un aspecto fundamental a la hora de evitar la aparición de las lesiones deportivas más comunes. Para realizar estiramientos adecuadamente solo habrá que estirar los músculos lenta y suavemente hasta el punto de tensión y mantenerlos en esta posición durante al menos 30 segundos. Los estiramientos son especialmente beneficiosos para las pantorrillas, los cuádriceps, los muslos posteriores y la espalda.

Emplear el equipo y la técnica correcta son, asimismo, otras dos cuestiones relevantes para evitar la aparición de lesiones deportivas. Así, es importante escoger, entre otras cosas, el calzado adecuado y los sistemas de protección necesarios para cada deporte. Además, tener una mala técnica equivale prácticamente a acabar lesionado.

Asimismo, con el objetivo de evitar lesiones deportivas, las personas que realizan ejercicio físico de forma recurrente deben preocuparse por mantenerse hidratados y contar con una dieta equilibrada. Además, también es imprescindible descansar el tiempo necesario y conocer los propios límites.