MÁS EUROPAEstás viendo//Las espinas de Dino Radja: su salida de la NBA y su casi llegada al Real Madrid
Las espinas de Dino Radja: su salida de la NBA y su casi llegada al Real Madrid

Las espinas de Dino Radja: su salida de la NBA y su casi llegada al Real Madrid

Dino Radja tuvo grandes momentos en su carrera, pero también un par de espinas clavadas: su final en la NBA y su no al Madrid

Dino Radja es uno de los mejores jugadores de la historia del baloncesto europeo. No de su país, donde siempre se pone -y él es el primero- por delante a Drazen Petrovic, pero sí que se le tiene en consideración como uno de los grandes de los años 90.

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Dino Radja, Gigante de Leyenda’

La carrera de Dino Radja tiene varios puntos muy brillantes, siendo el broche de oro su introducción en el Salón de la Fama de Naismith en 2018. Pilar fundamental de la Croacia que sorprendió al mundo tras el desmembramiento de Yugoslavia y ganador la Copa de Europa dos veces con la Jugoplastika, tiene un par de espinas clavadas

Boston Celtics

Tardó en llegar a la NBA por cuestiones económicas y de dinero, pero le hacía tanta ilusión que terminó perdiendo en lo económico para poder dar el salto a EE.UU.

Jugó cuatro años en los Celtics, desde 1993 a 1997, ya con Larry Bird y los que tuvieron la gran rivalidad con los Lakers de ‘Magic’ Johnson fuera de combate. Le tocó parte de la reconstrucción, pero disfrutó. Sobre él escribió Paco Torres en la revista Gigantes del Basket, sobre cómo se hizo el hueco para ir y cómo fue su estancia en Boston:

«¿Qué le faltaba? Demostrar al mundo y a sí mismo que era capaz de triunfar en un equipo que no era muy dado a reclutar jugadores europeos. Su reto era demostrar que en el Este también se podía destacar -casi todos los jugadores llegados desde Europa a la NBA lo habían hecho a equipos de la Conferencia Oeste- y además al lado de alguien como Robert Parish y sustituyendo a Kevin McHale»

«¿Cumplió Dino Radja con las expectativas? Juzguen ustedes: segundo máximo anotador del equipo (15,1) y mejor reboteador (7,2) para una estancia en cancha de casi 30 minutos por partido. Cierto es que llegaba a un equipo con más historia que presente, descolocado aún tras la retirada de Larry Bird. Radja tuvo minutos, pero estaba lejos de estar en un equipo con aspiraciones al Anillo»

Tuvo, sin embargo, un amargo final. Acabó un tanto desencantado con la NBA:

«Boston estaba perdiendo demasiados partidos, yo estaba intentando que me traspasaran. Acabé harto porque a los jugadores les daba igual. Perdíamos un partido y se ponían a jugar a las cartas, a hacer bromas… Y yo no soy así, me pongo malo»

Real Madrid

Su carrera prosiguió después de su etapa estadounidense. Panathinaikos, Olympicos, vuelta a Croacia… Se retiró en 2003, pero tuvo un ofrecimiento muy goloso dos años después. Boza Maljkovic, el que había sido su entrenador en la victoriosa Jugoplastika, le quería dar otra oportunidad e iba a ser en el Real Madrid. «Jugar en el Real Madrid es el sueño de cualquier jugador. He militado en equipos grandes y famosos, pero siempre me ha intrigado poder formar parte de un alguno de los grandes clubes españoles», decía en una entrevista con Jutarnji List. Pero la realidad es que no salió de su retirada, no volvió a jugar. ¿Qué pasó? Él mismo lo explicó en El Mundo: «Teníamos un acuerdo. Les dije que aceptaba, pero que necesitaba dos meses para prepararme y ya entonces les llamaría para decir si sí o si no. Ver cómo me sentía entrenando, cómo respondía mi cuerpo… porque llevaba año y medio sin hacer nada. Y acordamos unos términos. Después de entrenar dos meses, llamé a Boza para decirle: ‘Me encuentro bien, voy para allá. Mándame los billetes’. Y entonces cambiaron los términos. Y eso no me gustó».

 

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)