Dmitry Kulagin, atrapado en el Lokomotiv Kuban: con contrato y sin jugar

Dmitry Kulagin, atrapado en el Lokomotiv Kuban: con contrato y sin jugar

Uno de los jugadores rusos de referencia, Dmitry Kulagin, se encuentra en una situación muy complicada en el Lokomotiv

Uno de los jugadores rusos más destacados, Dmitry Kulagin, se encuentra en un callejón sin salida, nunca mejor dicho, en el Lokomotiv Kuban de Krasnodar. El jugador ha buscado rescindir su contrato con el club y éste ha demorado en exceso, según explica públicamente el propio Kulagin, de tal forma que el entorno ha aconsejado al internacional que denuncie al Loko por el daño ocasionado a sus opciones de mercado.

El asunto se encuentra ya ante la Justicia. Acompañando algo de información sobre este misterioso caso Sport-Express aporta también palabras del propio Dmitry Kulagin:

«El 1 de agosto fui a entrenar y no estaba en la lista. El 2 de agosto me informaron de que ya no soy jugador del club y que no debería estar presente en los eventos del Lokomotiv Kuban. El 3 de agosto me pidieron que fuera a la oficina del club para firmar todos los papeles, pero no había ningún empleado autorizado para firmar los documentos. En repetidas ocasiones intenté reunirme con el club en mitad de este lío, pero los documentos nunca se emitieron ni en junio ni en agosto. Después de eso, le pedí por escrito al club más claridad. Es decir, ya no se trata de pagos sino de emitir una orden de despido o una carta de ausencia y aún no hemos recibido nada» 

«Me gustaría transmitir la siguiente idea: ¿por qué no se cumplen las condiciones que se detallan claramente en mi contrato? Todavía no puedo negociar con otros clubes pero tampoco puedo despedirme de la afición del Loko ni empezar a entrenar en equipo. De hecho, me han privado de mi futuro en el deporte profesional en este momento. Estábamos dispuestos a aceptar otras opciones, a hacer concesiones, pero la gente de Krasnodar no quiso ponerse en contacto conmigo. Ahora todo lo decidirá un tribunal. Estoy dispuesto a esperar el tiempo que sea, pero quiero justicia»

La clave está, cómo no, en el dinero. En junio quedó claro que la relación entre club y jugador estaba rota y en julio se anunció de forma oficial su salida del Lokomotiv, pero todavía se mantiene bajo contrato porque no ha sido liberado. ¿Por qué? El Loko quería que Kulagin renunciara a su contrato y se redujera la compensación estipulada.

El ruso, de 28 años, se encuentra en plena madurez y es uno de los jugadores rusos de más calidad. La pasada temporada promedió 10’8, 4’1 rebotes y 3’5 asistencias en la EuroCup. Llevaba en Krasnodar desde 2017 tras etapas en Samara, CSKA y Zenit.