¿Dulce derrota? Actitud rara del Ludwigsburg con la que evita al Bayern en playoffs (Vídeo)

¿Dulce derrota? Actitud rara del Ludwigsburg con la que evita al Bayern en playoffs (Vídeo)

La última jornada de la Liga Alemana (BBL) servía, además de para ver el debut de una de las jóvenes promesas del viejo continente, Arnoldas Kulboka, para definir los cruces de los playoffs por el título que darán comienzo este fin de semana. Con las cuatro primeras plazas con dueño, los duelos directos entre Oldenburg, Bonn, ALBA de Berlín y el MHP Riesen Ludwigsburg iban a marcar el dibujo final de la lucha por el título.

El Telekom Bonn y el Oldenburg peleaban por la quinta plaza, con la que se hacían los visitantes tras vencer por un claro 72-86. El choque entre el ALBA y el MHP Riesen era por tanto por la sexta posición, una plaza con regalo envenenado en forma de cruce peligroso en los playoffs: el Bayern de Múnich.

El perdedor de este partido, por su parte, sería octavo, y se mediría en las eliminatorias al Ratiopharm Ulm, equipo que ha cuajado una sobresaliente campaña, pero sobre el papel, con menos nombre que el de Djordjevic. En semis, además, el vencedor iría por el lado del cuadro del Bamberg, segundo, mientras que el perdedor se mediría en un hipotético cruce al ganador de la eliminatoria de cuartos que enfrenta a Oldenburg y Bayreuth, dos outsiders

El triunfo se lo llevaba el ALBA de Berlín, con un estelar Carl English e Himar Ojeda en el banquillo (86-76). La actitud de los visitantes en el tramo final del partido, sin embargo, ha levantado sospechas. Los locales rompían el encuentro en el segundo cuarto con un parcial de 35-27, y se marchaban 9 arriba al descanso. El Alba controlaba la ventaja tras el paso por vestuarios y se llevaba el partido, pero, ¿ponía mucho esfuerzo el MHP Riesen en remontar?

Tras una pequeña charla del entrenador con su director de juego en el banquillo a falta de poco más de 4 minutos para el final del duelo con los de Berlín 5 arriba, el Ludwigsburg empieza a dejar correr el tiempo en sus ataques sin llegar a lanzar. Esto se produce hasta en dos ocasiones, lo que provoca alguna sonrisa en el banquillo local. ¿Una derrota buscada para evitar al Bayern en cuartos? Dale al play y juzga tú mismo.