Nando de Colo, en ‘Gigantes sin Basket’: aquí, lo más destacado de la entrevista

Nando de Colo, en ‘Gigantes sin Basket’: aquí, lo más destacado de la entrevista

Nando de Colo se pasa por 'Gigantes sin Basket'. Y habla de Turquía, sus recuerdos de niñez, su familia francoespañola...

Nando de Colo ha sido el undécimo participante en Gigantes sin Basket, una iniciativa de nuestro medio de comunicación en la que pretendemos descubrir el lado más humano de los deportistas y, además, hacer algo más llevadero el obligado confinamiento como protección contra la pandemia de coronavirus que asola España (y Europa).

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Episodio 1: Albert Oliver’

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Episodio 2: Pierre Oriola’

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Episodio 3: Pedro Martínez’

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Episodio 4: Nacho Llovet’

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Episodio 5: Anna Cruz’

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Episodio 6: David Doblas’

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Episodio 7: Sergio Rodríguez’

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Episodio 8: Tomás Bellas’

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Episodio 9: Pepe Pozas’

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Episodio 10: Emanuel Cate’

En esta ocasión la periodista Elena Cascales ha tenido como invitado en el Instagram de Gigantes, donde se están realizando este tipo de entrevistas, a Nando de Colo, el jugador de la plantilla de Fenerbahçe Beko (Tahincioğlu Basketbol Süper Ligi).

Con la presencia de su hija Lola se atrevió a cocinar welsh, un plato típico de la zona norte de Francia: «No soy mucho de cocinar. Me gusta mucho aprender, pero tirarme todo el rato haciéndolo. Ahora con la cuarentena es más fácil». Apuntó además que está «entrenando en casa» y que «mi entrenador físico personal me hace el programa, me compré los materiales para poder hacerlo y ya van dos meses en los que lo sigo»: «Podemos ir al pabellón, pero sólo para tirar a canasta un poquito».

Ahora juega en el Fenerbahçe tras una etapa muy exitosa en el CSKA de Moscú, de la que también contó su experiencia personal: «Moscú está muy bien cuando llega el verano, pero… Creo que en cinco años lo había hecho todo en el CSKA y tenía que cambiar la rutina. Han sido cinco años muy buenos, pero quería experimentar otras cosas. Era el momento de ver algo diferente». Y ahora toca Turquía: «La vida es bastante fácil aquí. Lo más difícil de cambiar de ciudad es coger el ritmo y llevábamos cinco años en Moscú. En Estambul estamos en la parte asiática de Estambul y aquí hay más espacio que en la zona europea. Es una ciudad bastante chula, con el Bósforo en medio y cerca de la playa, aunque con los atascos puedes estar hasta dos o tres horas atrapado».

Dadas las circunstancias el verano será extraño en casa del jugador galo: «No queremos viajar mucho: dos semanas en casa de mis padres y después a Valencia y ya».

Parte 1:

Parte 2:

PREGUNTAS ENDESA

· ¿En qué partido notaste que estabas más enchufado? «Diría dos partidos: uno es de esta temporada, el del Baskonia en el que metí 39 puntos; el otro, con el CSKA de Moscú contra el Unicaja de Málaga porque hice un 11/11 en tiros de campo»

· «Hay luz al final del túnel. Cuando esto acabe, lo primero que haré será… jugar al baloncesto porque cuando tengamos la oportunidad de jugar estaremos todos contentos»

· ¿El mayor ‘basket-lover’ que conoces? «Diría que ‘El Chacho’. Cuando llego a casa me gusta estar con mi familia y desconectar. Es lo que he aprendido que hay que hacer: ser muy profesional en la pista pero desconectar después. Pero él se lo veía y sabía todo»

PREGUNTAS KELLOGG’S

Nando explicó que de pequeño consumía muchos en casa: «Frosties, Special K de chocolate y algunos más». Sin embargo, «ahora ya he parado» al ser deportista. Lola, su hija, confesó que alterna por días: «A veces tomo pan con chocolate y otros cereales».

PREGUNTAS RENFE

Contó su experiencia con el tren en España: «He viajado bastantes veces. Con el Valencia siempre hacíamos el trayecto a Madrid por era muy rápido. Y el último que he hecho ha sido con mi mujer y mi hija para encontrarnos con unos amigos».

Su carrera es extensa. De Valencia habló de su lugar favorito en la ciudad: «Un sitio en El Saler, un restaurante, en el que estás comiendo paella en la playa». De la del CSKA destacó la segunda Euroliga, la que ganaron en Vitoria, como mejor momento. Y de la NBA quiso resaltar «el cambio que hay entre la temporada regular y los ‘playoffs’, es muy diferente».

Sobre las personas en las que se ha inspirado para jugar, varios nombres: «Ann Wauters, que es belga y jugaba en Valencia cuando estaba yo allí. Y luego Scottie Pippen, Diana Taurasi… Me gusta ver a un jugador, coger algo suyo y ver si lo puedo adaptar, y si no paso a ver a otro». Aseguró haberse fijado mucho en los cercanos: «Mis padres jugaban y luego entrenaron, mis hermanas han sido jugadoras y mi mujer [Verónica Compañ] también».

Si no hubiese sido jugador de baloncesto, «hubiera sido jugador de fútbol»: «Empecé con el baloncesto, pero también hice jiu-jitsu y dos años compaginé con el fútbol. Pero tenía que elegir».