La curiosa historia de Michael Redd y su ‘ansia’ por jugar en el Team USA

La curiosa historia de Michael Redd y su ‘ansia’ por jugar en el Team USA

Michael Redd mostró más ganas e implicación que ninguno de los jugadores que fueron seleccionados para devolver a Estados Unidos al oro olímpico en 2008

Michael Redd fue uno de los integrantes de la selección de Estados Unidos que disputó los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Aquel equipo conocido como Redem Team tenía ante sí el reto/obligación de hacer olvidar el batacazo del Team USA en los JJ.OO. anteriores en Atenas, cuando sólo pudo hacerse con la medalla de bronce y por eso se exigió un alto grado de compromiso e implicación a todos los jugadores que fueron seleccionados para formar el roster a partir de 2006. Eso sí, ninguno lo demostró tanto como el que fuera jugador de los Milwaukee Bucks, que respondió a la llamada del director de USA Basketball Jerry Colangelo presentándose en su despacho sudado y sin duchar tras un entrenamiento, para demostrar que no iba a dejar pasar esa oportunidad de devolver a USA al lugar que se merecía. Corría el 7 de diciembre de 2005 y todavía quedaba mucho por delante, pero Redd no quería dudas sobre las ganas que tenía de formar parte de aquel proyecto.

«Jerry me mantuvo al corriente de todas las entrevistas a jugadores que hizo. Las reacciones de todos ellos fueron de alegría, pero la entrevista con Michael Redd se llevó la palma», cuenta Mike Krzyzewski, el entrenador de aquella selección, en su libro The Gold Standard«Michael condujo su coche directamente desde un entrenamiento en Milwaukee para encontrarse con Jerry en Chicago. Cuando Jerry contestó al escuchar a alguien llamar a la puerta, se encontró a Michael con la ropa de entrenar y una bolsa de deporte al hombro. Después de estrechar su mano, Michael preguntó si le disculpaba para poder ir al aseo. Minutos más tarde estaba vestido de traje y corbata. ‘OK, ya estoy listo’, le dijo a Jerry».

Coach-K habla de esa historia de Michael Redd como uno de los mejores ejemplos de los que buscaban en los jugadores a los que se dirigió USA Basketball para dar forma a la selección de 2008. Todos ellos mostraron un respeto absoluto por lo que se les pedía, pero lo de Redd fue más allá. «Michael demostró su compromiso incluso en la forma de vestir para conseguir un trabajo que realmente quería».

Michael Redd no estuvo con Estados Unidos en la Copa del Mundo de 2006, pero sí que formó parte del equipo que ganó el FIBA Americas de 2007 (estableció el récord de más triples anotados en un partido y en todo el torneo) y los Juegos Olímpicos de 2008. En esas dos plantillas estaban también jugadores de la talla de Kobe Bryant, LeBron James, Jason Kidd o Deron Williams, pero siempre que Krzyzewski recuerda el proceso de confección del Redem Team saca a relucir la historia de Redd y le pone como ejemplo.