NBN23, la tecnología que llegó para revolucionar el basket

NBN23, la tecnología que llegó para revolucionar el basket

  • NBN23 nació en 2015 con el objetivo de revolucionar el baloncesto a través de la tecnología.
  • Con su proyecto del acta digital ha logrado que un número en constante crecimiento de partidos de baloncesto amateur se puedan seguir en vivo y desde cualquier parte, algo jamás visto en estas categorías.

Un viaje, una conversación y una idea revolucionaria cambiaron la historia del baloncesto para siempre. Así nació NBN23.

Hace sorprendentemente poco, para disfrutar del directo y saber todo de un partido de baloncesto, necesitabas estar allí o que alguien te contara qué estaba ocurriendo. Esta limitación, unida a la intuición de que el baloncesto amateur podía tener un seguimiento similar al profesional, fue lo que hizo que Javier Bosch, CEO de NBN23, emprendiera un camino que llevase la experiencia del baloncesto al siguiente nivel. «Darle a cada jugador la posibilidad de sentirse como LeBron James y hacer que existiera un seguimiento en vivo desde cualquier lugar. Esas fueron las máximas de nuestro nacimiento», afirma Javier.

Un proyecto de semejante magnitud era inviable sin un equipo que compartiese su pasión por el baloncesto, pero reunir a un grupo de enamorados del baloncesto no resultó ser un problema. Con Johnny Rogers (ex jugador de la NBA y la ACB) también en sus filas se asentaban así las bases de lo que hoy es NBN23.

Surgieron los primeros productos tras lo que definen como un esfuerzo titánico: COMPETITION y PERFORMANCE. El primer proyecto sería el encargado de llevar la digitalización al baloncesto amateur a través del acta digital. En ella se recoge todo lo que ocurre en los partidos de baloncesto, permitiendo además seguirlos en vivo desde cualquier lugar. El segundo proyecto, PERFORMANCE, se sumerge en el enorme potencial del tracking, que da a conocer múltiples datos que permiten mejorar el rendimiento de los jugadores, y que supo despertar el interés del Joventut de Badalona nada más ser lanzado.

El baloncesto necesitaba una tecnología así y la Federación Madrileña, la Federación Canaria, la Federación de Ceuta, la Federación Vasca y la Federación de Baloncesto de Castilla La Mancha fueron las primeras en dar un paso al frente, convirtiéndose en referentes y pioneras en la digitalización de sus competiciones. Otras competiciones punteras se sumaron a esta revolución: la Copa Colegial, la MiniCopa Endesa e incluso un partido con sabor a NBA como el «Pau vs Marc» organizado por los hermanos Gasol llevaron el sello de NBN23.

Familiares consultando resultados en sus móviles, jugadores revisando sus estadísticas, entrenadores haciendo un scouting rápido y sencillo, la desaparición del acta en papel… todas ellas son imágenes ya habituales en los pabellones gracias a esta start-up nacional que mira con decisión hacia el futuro.

Un futuro que pasaba indudablemente por la expansión internacional y que tuvo su bautizo de fuego  con la digitalización de nada menos cuatro competiciones muy potentes: Jr.NBA, el Torneo de Mannheim, el Hoophall Classic y FIMBA Maxibasketball, con jugadores de la talla de Zion Williamson RJ Barret, Cam Redish o Anfernee Simons en ellas.

Consolidada ya como una tecnológica puntera en el mundo del baloncesto, NBN23 ha seguido haciendo gala de su profundo conocimiento del mercado y de su escucha atenta a sus usuarios. Su respuesta a las necesidades detectadas fue la creación en el año 2019 de SWISH, una APP que permite seguir en vivo todos los partidos que se digitalizan con su tecnología, además de proporcionar las estadísticas de cada jugador.

En solo 5 años NBN23 ha conseguido pasar de un acta en papel que solo ofrecía los resultados tras una larga espera, a contar con una aplicación que, de forma gratuita, ofrece una enorme cantidad de contenidos: comparativas de equipos, partidos en vivo, seguimiento de equipos y jugadores, clasificaciones en tiempo real, plantillas de los equipos, gestión de notificaciones y la posibilidad de tener un histórico con acceso a todas las temporadas anteriores.  A nivel de seguimiento, esta empresa española ha recortado la distancia entre el baloncesto amateur y el profesional, consiguiendo acercar la experiencia de las grandes competiciones de la NBA, Euroliga o Liga Endesa a sus usuarios. ¡Toda una revolución!

Este proyecto ha sabido levantar pasiones también entre muchas estrellas del basket, que se han ido sumando a la empresa de un modo u otro: Sergio Rodríguez, Amaya Valdemoro, Johnny Rogers, Jan Jagla, Antoine Rigaudeau, Jose Manuel Calderón, Pablo Aguilar, Anna Montañana, Aloysius Anagonye … ¡No les saldría un mal equipo para intentar ganar la Euroliga!.

Rafa Vidaurreta, ex jugador de la ACB, es uno de los que más participa en el día a día de esta empresa: «Llegar a un pabellón y ver la ilusión de los niños al verse en la aplicación, unido al agradecimiento de familiares y organizadores por permitir un seguimiento totalmente global, te hacen ser consciente de que estás en un proyecto revolucionario y al que la gente le está dando un valor muy alto», nos contaba Rafa a Gigantes.

NBN23 continúa con su foco en la excelencia, mejorando Swish App en cada nueva versión, con próximas novedades francamente sorprendentes. En breve estará incluida la funcionalidad de vídeo en su App. ¿Te imaginas poder ver el partido que quieras desde tu móvil o filtrar un partido para ver solo las jugadas más destacadas del jugador que selecciones? No es de extrañar que recientemente se haya coronado como la APP de baloncesto más importante en España, por delante incluso de las APPs de la NBA o ACB.

SWISH también está ya presente en Emiratos Árabes, México, Estados Unidos, Argentina, Costa Rica, Bélgica, China, Guatemala, Turquía, etc. y por si esta internacionalización fuera poco, desde el pasado mes de julio, NBN23 es también la tecnología oficial que está permitiendo que todos los partidos de la Federación Suiza de baloncesto se puedan seguir a través de la Swiss APP.

Su Director Ejecutivo, Miguel Bullón, nos despide con esta reflexión: «Observar lo que hemos logrado, pero sobre todo escuchar a la gente decir que no imaginaban una experiencia así para el basket amateur, nos llena de energía y nos hace seguir pensando en lograr grandes retos llevando a este deporte a una dimensión superior». La tecnología ha revolucionado el baloncesto y su nombre es NBN23.