Loyola acaba con su bestia negra y se acerca al March Madness pasando a semifinales