NBAEstás viendo//La historia vital escondida tras los retratos de Anthony Edwards, número 1 del Draft, durante su elección
La historia vital escondida tras los retratos de Anthony Edwards, número 1 del Draft, durante su elección

La historia vital escondida tras los retratos de Anthony Edwards, número 1 del Draft, durante su elección

«Con el primer pick del Draft de la NBA 2020, los Minnesota Timberwolves seleccionan a Anthony Edwards, de la Universidad de Georgia». Así arrancaba una de las grandes noches del año, en una edición sin certezas previas en las elecciones y emoción asegurada en su desarrollo. Tras la frase de Adam Silver, en el primer draft telemático de la historia, las cámaras viajaron hasta la casa de Anthony Edwards, lugar en el que esperaba el joven jugador rodeado de sus seres queridos y de dos retratos que observaban la escena, apoyados en el sofá, con una expresividad en el rostro que transmitía orgullo y felicidad.

Un detalle cargado de significado a través del cual podemos conocer la historia de Anthony Edwards. Los dos rostros que acompañaban al nuevo jugador de los Wolves eran el de su madre Yvette y su abuela Shirley, dos pilares fundamentales en su vida hasta su etapa adolescente. Cuando Edwards tenía 14 años, ambas fallecieron por culpa del cáncer en un intervalo de 8 meses. Y ambas lo hicieron un día 5 de diferentes meses, razón por la que su hijo y nieto decidió llevar el dorsal 5 siempre que estuviera disponible.

«Perder a mi madre fue realmente difícil, solía dormir mucho con ella. Y mi abuela… ella era nuestra columna vertebral, hizo todo por nosotros. Cuando no teníamos dinero para la luz y pagar las facturas, ella venía. Trabajaba en una oficina de correos, así que siempre tenía dinero», explicaba Edwards en The Undefeated. Unas palabras previas a explicar cómo utilizó ese dolor para seguir creciendo en la vida en general y el baloncesto en particular: «Mi hermano y yo nos dijimos que no íbamos a dejar de jugar a baloncesto por eso, porque sabemos que si todavía estuvieran aquí, querrían que siguiéramos jugando. Canalicé toda mi energía hacia el baloncesto. Dejé de preocuparme por todo lo demás». Una decisión que le unió más a sus hermanos, quienes se ocuparon de su custodia desde aquel fatídico año, debido a que su padre había dejado de estar presente en su vida tiempo atrás.

Este camino duro y complicado no solo ha ido forjando un jugador de baloncesto diferencial, sino también un profesional con un gran carácter. Un aspecto sobre el que Gerson Rosas, director de operaciones en Minnesota, se explayaba en unas declaraciones recogidas por The Athletic. “Tiene mucho carácter. Me encanta su valentía. Amo su dureza. Nos entusiasma su pasión por ser la mejor persona que puede ser, la pasión por el juego, la pasión por en quién se quiere convertir». Unas ganas que podrá comenzar a demostrar el mes que viene. Una magnífica oportunidad para seguir escribiendo su propia historia, honrando la memoria de aquellas que le ayudaron a ser quien es.

Sigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Sigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)