¿Cómo será las próxima NCAA? Primeros pasos de los cambios que están por venir

¿Cómo será las próxima NCAA? Primeros pasos de los cambios que están por venir

La Big Ten y la Pac-12 ya han anunciado que no jugarán contra equipos de otras conferencias NCAA. La Big East se plantea seriamente hacer lo mismo

La NCAA suspendió la temporada 2019-20 el pasado 12 de marzo por culpa del coronavirus, pero no ha anunciado todavía retraso alguno en el comienzo de la campaña 2020-21, previsto para el mes de noviembre. Sin embargo, todo apunta a que no será un curso baloncestístico universitario al uso, sino que los calendarios de cada uno de los equipos, al menos en Division I tendrán un toque absolutamente local.

Mientras que otros deportes universitarios como el fútbol, el atletismo, el voleibol o el hockey sobre hierba sí verán alterados sus calendarios, Pete Tamel (Yahoo Sports) ha confirmado que la temporada de baloncesto NCAA empezará según lo previsto. Eso sí, la Big Ten o la Pac-12 ya han anunciado de forma oficial que van a eliminar todo partido que no sea entre equipos de la misma conferencia del schedule de los equipos. Algo que la Big East anunciará también en breve, tal y como comenta el periodista. Algo que ya sucedió con el fútbol americano y que ahora se traslada a la canasta.

Aunque algún equipo como Iowa (Big Ten) tiene acordado un enfrentamiento con Oregon State en casa y han anunciado que su calendario contará con partidos contra equipos de otras conferencias, algo que aún está por ver, la tónica general en el baloncesto NCAA para la temporada 2020-21 es la contraria.

Calendarios igualmente atractivos

El hecho de que las grandes conferencias NCAA hayan decidido o se estén planteando no disputar non-conference games no hace que la competición pierda interés o carezca de partidos con atractivo deportivo y mediático. En la Big Ten por ejemplo están encuadrados equipos como Wisconsin, Maryland, Michigan, Michigan State, Purdue, Ohio State, Indiana… Universidades con tradición baloncestística y programas de peso a nivel nacional. En el caso de la PAc-12 hablamos de equipos como UCLA, USC, Oregon o Arizona. Si finalmente la Big East tomase la decisión de mantenerse local en la temporada 2020-21, estaríamos hablando de duelos entre conjuntos como Villanova, Providence, Butler, Georgetown, etc.

La Ivy League va más allá

Más drásticos han sido en la Ivy League, la élite académica de las universidades estadounidenses. En su momento fue la primera conferencia en cancelar su torneo de baloncesto en 2020 y ahora anuncian que no habrá deporte de ningún tipo hasta, al menos, el 1 de enero de 2021. «Mientras que es difícil imaginar el otoño en Yale sin deporte, no tiene sentido pedir a nuestros estudiantes-deportistas que elijan entre su salud o una competición deportiva«, explica la directora deportiva de Yale, Victoria M. Chun, en el New Haven Register. «Trabajaremos duramente para apoyar a nuestros estudiantes-deportistas en sus necesidades derivadas de esta decisión. Estamos deseando que llegue el día en el vuelvan las competiciones».