La explosión universitaria del hijo de Scottie Pippen en su segundo año en la NCAA

La explosión universitaria del hijo de Scottie Pippen en su segundo año en la NCAA

El nombre de Scottie Pippen ha sido conocido en el mundo del baloncesto durante varias décadas pero, en los próximos años, puede que tenga que cambiar la «ie» por la «y» de su nombre de pila. ¿El motivo? El crecimiento de Scotty Pippen Jr.

Con su 1.85 y 20 años recién cumplidos, el hijo de la leyenda de los Bulls está jugando su segunda temporada en la NCAA con la universidad de Vanderbit. Después de un año rookie en el que contó con muchos minutos (casi 30 de media), aunque con unos números discretos (12 puntos y 3.5 asistencias), Pippen está explotando en su segunda temporada en la NCAA. En los 12 primeros partidos del año ha subido sus promedios hasta los 21.6 puntos de media, mejorado sus porcentajes de tiro en un 6% y elevado la cantidad de asistencias hasta las 5.3. Y todo ello jugando solo 2 minutos más que el año pasado.

Sus números anotadores le sitúan en el puesto 12º de la lista de anotadores de la NCAA a solo una décima del top 10. Además, Pippen es el único jugador de la primera división de la NCAA capaz de anotar en lo que va de temporada más de 21 puntos repartiendo 5 asistencias o más.

Su última exhibición ha sido ante la universidad de Florida. Los 32 puntos son el tope en su carrera universitaria añadiendo 4 triples y 6 asistencias. Pese a su buen encuentro, Vanderbit no pudo sumar la victoria.

Pippen no aparece todavía en las previsiones del Draft de esta campaña en las distintas webs especializadas, aunque sí que lo hace en algunas de ellas para la segunda ronda de la 2022. A las órdenes de Jerry Stackhouse su crecimiento está siendo exponencial y de mantener esta dinámica seguramente termine teniendo oportunidades en la NBA cuando decida presentarse al Draft.