Locura de marzo literalmente. El canastón de 10 metros que mete a Gonzaga a la gran final

Locura de marzo literalmente. El canastón de 10 metros que mete a Gonzaga a la gran final

Locura en la NCAA, locura de marzo.

Con un lanzamiento tan improbable como histórico desde casi 10 metros, Jalen Suggs se erigió en el héroe de la Final Four, llevando a Gonzaga a la gran final del torneo. Su duelo contra UCLA será recordado durante mucho tiempo como uno de los mejores partidos de la historia reciente en la NCAA. Igualdad máxima, exhibiciones ofensivas, una prórroga y un final casi imposible. ¿Querían saber qué es el March Madness? No existe un mejor ejemplo. 

Los Bulldogs se batirán en la lucha final ante Baylor, que pasó por encima de Houston en un partido sin apenas historia, con 25 puntos de diferencia ya en el descanso. Después de un partido tan desigualado, las expectativas en el duelo entre Gonzaga y UCLA eran ya mínimas. ¿Cómo iba a poder perder un equipo que no había perdido ningún partido ante un número 11? Los de Mark Few iban a ganar y, es más, lo iban a hacer arrasando. 

Pero el baloncesto es un deporte muy caprichoso. Y en la NCAA, aún más. La imprevisibilidad del deporte a tan solo 40 minutos nos permite vivir momentos casi irrepetibles… como el de esta pasada noche de 3 de abril de 2021. 45 minutos de baloncesto memorable. 45 minutos de babero. 45 minutos para sentarse y disfrutar una y otra vez. Bienvenidos a la mayor locura. 

Bruins y Bulldogs nos ofrecieron un partido sin ataduras. Sin miedos. Sin corsés. Con el descaro por bandera y luciendo todo su numeroso talento. Mick Cronin, el técnico de UCLA, había preparado muy bien la estrategia ganadora: ataques largos y eficientes para intentar evitar que Gonzaga pudiera correr. Al descanso, ambos equipos equipos ya superaban el 50% de acierto y, el que tenía que ser un partido a pocos puntos, empezaba a coger tintes de noche épica. 

UCLA, una vez más, puso gran parte de sus opciones en las manos de un Johnny Juzang tocado por una varita. Posiblemente, el mejor jugador de todo el torneo. 29 puntos llevaron su firma ante una Gonzaga que, sin saber cómo poder pararlo, prefiero atacarle con su arma más eficaz: Joel Ayayi (22 puntos). El galo volvió a mostrarse omnipresente, anotando desde todas las distancias y combinándose a la perfección con Drew Timme (25 puntos), dominador claro en la pintura con un recital fantástico de movimientos al poste bajo. 

Los Bruins supieron superar los momentos más difíciles y mantener, a la vez, la presión sobre su rival. Gonzaga era el gran favorito y, a poco más de 5 minutos del final, estaba por debajo del marcador. A partir de este momento, el encuentro se convirtió en respuestas continuas. Kispert y Juzang por fuera, Riley y Timme por dentro, con chispazos puntuales de Tyger Campbell o Jalen Suggs. Juzang tendría la última tras un fallo de Kispert, pero Timme le ganó la partida, sacándole la falta en ataque. 5 maravillosos minutos más. 

Y en el tiempo extra, la culminación de la pura demencia baloncestística. Errores y aciertos, golpes y más golpes en el marcador hasta el final de cuento perfecto para unos y de pesadilla para otros. Un triplazo de Nembhard parecía dejar a Gonzaga con medio partido en el bolsillo. Inmediatamente, el mexicano Jaime Jáquez devolvía la vida a los Bruins… que tendrían hasta la posibilidad de forzar otra prórroga. Se la jugó Juzang y falló, pero el afortunado rebote acabó en sus manos. Empate. Todo se decidiría en otra prórroga. O no. 

Dicen que, en el baloncesto, se ha utilizado demasiado la palabra elegido. Que incluso se ha podido llegar a banalizar. Sin embargo, la historia de Jalen Suggs tiene ya demasiados matices bíblicos como para que no se nos venga a la cabeza este calificativo. De destrozarse la rodilla a principio de año en un partido… a reaparecer a los pocos minutos para culminar una exhibición, sin ningún síntoma de flaqueza pese a un movimiento prácticamente insuperable para la pierna de cualquier otro humano. Él ha sido el líder de una Gonzaga que busca la perfección. 31 partidos, 31 victorias. 

Desconozco qué pasará en su futuro. Si conseguirá cumplir las altas expectativas que se le exigen a un futuro top5 del Draft. Pero lo que está claro es que Jalen Suggs nunca olvidará la noche del 3 de este 3 de abril. La noche en la que, por primera (¿y única) vez se convirtió en un elegido. 

Especial Stephen Curry en Gigantes.

Ya está a la venta la revista Gigantes de abril, un especial dedicado a la figura de Stephen Curry sobre cómo ha cambiado el baloncesto moderno que ya se puede adquirir en nuestra tienda online y que irá llegando a kioscos y puntos de venta a partir de este miércoles. Un número de coleccionista que llega acompañado de un gran poster triple de regalo con imágenes de la estrella de los Warriors. Todo, por 4,50 en kioscos y 4,95 con gastos de envío incluidos en nuestra tienda online.