El Amar’e Stoudemire postNBA: su camino de vuelta a la élite

El Amar’e Stoudemire postNBA: su camino de vuelta a la élite

Viajamos a través de las curvas que ha dibujado la carrera de Amar'e Stoudemire después de abandonar la NBA y hasta su último éxito en Israel

Con 37 años y varias temporadas después de haber dejado la NBA, Amar’e Stoudemire vuelve a copar titulares en el mundo del baloncesto. El título conseguido con el Maccabi Tel Aviv y el galardón de MVP de las Finales de la liga israelí se han resucitado para todos aquellos que hacía ya tiempo que le habían dado por muerto. Eso sí, el camino de ‘STAT’ hasta regresar a la élite de la canasta no ha sido en absoluto sencillo.

La carrera de Amar’e Stoudemire como jugador profesional de baloncesto comenzó en 2002, cuando los Phoenix Suns lo escogieron en el puesto #9 de draft de aquel año. Desde entonces, jugó un total de 14 temporadas y 846 partidos en la NBA, vistiendo el uniforme de la franquicia de Arizona, así como de los New York Knicks, los Dallas Mavericks y los Miami Heat, con unos promedios totales de 18.9 puntos, 7.8 rebotes y 1.2 asistencias por encuentro. Todo un Rookie of the Year y seis veces all-star que en 2016 decidía poner fin a sus días NBA. En julio de ese año anunció su retirada y firmó un contrato con los Knicks para acabar su carrera como jugador del conjunto de la Gran Manzana. Sin embargo, unos días después hizo las maletas y se embarcó en una aventura internacional que con el tiempo ha estado muy relacionada con su conversión al judaísmo y sus inversiones en el baloncesto israelí.

La conversión al judaísmo de Amar’e Stoudemire

En 2010, ‘STAT’ viajó a Israel con la intención de «entender mejor las raíces». Según el propio jugador, desde joven supo de sus raíces hebreas por parte de madre y por ese motivo quiso ‘volver hacia atrás’. Después de un periodo de tiempo bastante dilatado, y tras estudiar y entender la religión, Amar’e Stoudemire se convirtió oficialmente al judaísmo en 2018, para en 2019 fijar su residencia en Israel y conseguir la ciudadanía. Todo esto dos años después de que en agosto de 2016 firmase un contrato de dos años con el Hapoel Jerusalem del que era co-propietario, dejando claro que se había retirado de la NBA pero no del baloncesto. Con su nuevo equipo consiguió el título de la Copa de Israel el su primer año. En su segunda temporada fue elegido para disputar el All-Star Game de la Israeli Basketball Premier League y condujo al Hapoel hasta el campeonato de liga. Una vez cumplidos estos objetivos, y esta vez supuestamente de forma definitiva, Stoudemire anunció su retirada del baloncesto en septiembre de 2017.

¿Vuelta a la NBA a través de la Big3?

Poco le duró a Amar’e Stoudemire el retiro. En 2018, el jugador de Florida fichó por la Big3, la liga de baloncesto 3×3 del rapero Ice Cube en la que la mayor parte de participantes son ex-NBAs.’STAT’ firmó como co-capitan del equipo Tri-State y a los pocos meses anunció que estaba preparando su regreso a la NBA.

En lo que fue la segunda edición de la Big3, ‘STAT’ firmó 8.8 puntos, 4 rebotes y 1.1 tapones en ocho encuentros, pero no llegó ninguna oferta NBA a tener de sus actuaciones. Por este motivo, decidió volver a hacer las maletas y firmó nuevamente con el Hapoel Jerusalem para la temporada 2018-19. Protagonizó buenas actuaciones y fue nombrado Israeli Player of the Month en abril, gracias a unas medias de 16.3 puntos y 7.5 rebotes.

Al terminar la competición israelí, Amar’e intentó volver a la NBA por segunda vez y eligió nuevamente la Big3 como lanzadera. En la edición de 2019 de la liga de baloncesto 3×3 firmó 16.8 puntos, 7.1 rebotes, 1.3 asistencias y 1.8 tapones, pero tampoco llegó un contrato de la Liga.

China y de nuevo en la élite con el Maccabi

Los Fujian Sturgeons de la CBA china fueron el siguiente equipo de Amar’e Stoudemire. Aprovechando la presencia de algún que otro ex NBA en el país asiático, ‘STAT’ quiso brillar allí para llamar la atención de la liga profesional norteamericana y promedió 19.3 puntos y 8.2 rebotes en once partidos, antes de dejar la competición a medias y regresar a Estados Unidos en diciembre de 2019.

Al mes siguiente, en enero de 2020, el veterano jugador comenzó una tercera etapa en Israel fichando por el Maccai Tel Aviv, donde ya hemos dicho que alcanzó su último éxito baloncestístico. Además, tras el título liguero y el galardón de MVP de las Finales, tanto el club como el jugador han mostrado interés mutuo en seguir de la mano la temporada que viene.