Las favoritas del Afrobasket Túnez y Angola se salvan sobre la bocina y ya están en 1/4

Las favoritas del Afrobasket Túnez y Angola se salvan sobre la bocina y ya están en 1/4

Con más apuros de los previstos y emociones fuertes, las favoritas Angola y Túnez han superado sus eliminatorias de octavos de final del Afrobasket para seguir su andadura hasta la final en la que esperan conseguir el billete en juego para los Juegos Olímpicos de Río.

La anfitriona ha tenido que sudar tinta ante Marruecos que ha conseguido tenerla contra las cuerdas. Un triplazo de Mourad El Mabrouk a 2 segundos del final de la prórroga daba la victoria a Túnez por 69 a 68. Alucina con la reacción de las gradas y como se vuelve loco el comentarista:

El mejor tunecino ha sido el ex del UCAM Murcia Ben Romdhane con 22 puntos y 10 rebotes en 39 minutos de juego seguido de Michael Roll, ex CAI, con 21 tantos y 3 asistencias.

El nuevo jugador de los Mavericks, Salah Mejri, discreto en lo que a números se refiere para lo que nos tiene acostumbrados con 8 puntos, 6 rebotes y 3 tapones pero clave para llevar el partido al tiempo extra con un providencial tapón:

 

Su rival en cuartos será Mali que se ha impuesto a Costa de Marfil por 76 a 57 con 12 puntos , 4 rebotes, 4 asistencias y 2 recuperaciones en 22 minutos del jugador del Montakit Fuenlabrada Boubacar Moungoro.

Tras el mazazo de la derrota in extremis ante Senegal, Angola ha sufrido para conseguir ganar a la República de Centroáfrica que se ponía por delante a 30 segundos y 3 décimas de la conclusión (60-61).

En otro final igualado, esta vez ha cara para el equipo de Moncho López que veía como Yannick Moreira tiraba de galones para poner su punto 16 con 4 segundos y 7 décimas por jugarse y sellar la victoria para Angola (62-61):

En Centroáfrica ha brillado el ex Manresa Max Koguere con 23 puntos y 7 rechaces.

Egipto, que se ha deshecho con facilidad de Zimbabwe (102-62), será el equipo a batir en cuartos.

Si ambas selecciones solventan sus respectivos cruces se verían en semifinales en un auténtico choque de trenes.