¿Qué fue de Stephon Marbury? Su carrera después de dejar el baloncesto

¿Qué fue de Stephon Marbury? Su carrera después de dejar el baloncesto

Entre 1996 y 2006, Stephon Marbury fue considerado una estrella en la NBA. Jugó para los Minnesota Timberwolves, los New Jersey Nets, Phoenix Suns y New York Knicks firmando numerosas temporadas por encima de los 20 puntos (su tope 23.8 en los Nets) y siendo un jugador muy reconocido en la liga. Sin embargo, su popularidad y tiempo de juego en los Knicks fue cayendo en picado en plena madurez (entre 2006 y 2008) hasta el punto de terminar saliendo de los Knicks rumbo a Boston en 2008 y de solo jugar 23 partidos en los Celtics (3.8 puntos de media).

Durante su tiempo en New York, Marbury fue noticia en numerosas ocasiones por sus enfrentamientos con distintos entrenadores que pasaron por el cargo (Larry Brown, Isiah Thomas y Mike D’Antoni) y que finalmente terminaron con su salida de la NBA:

«Cuando pasó todo lo de los Knicks, mi padre falleció (2007), la marca [Starbury] se desintegró… básicamente estaba perdiendo la vida lentamente. Lo estaba viendo. Creo que eso me dolía aún más que ver mi carrera en el baloncesto ir por donde estaba yendo… estaba atrapado en mis pensamientos»

«Me quería morir. Algunos días quería suicidarme, así era. Y no se debía al baloncesto sino que comenzó a ser por mí. Porque estaba depresivo».

Su destino fue China. Entre 2010 y 2018 Marbury se convirtió en uno de los grandes atractivos de la liga, siendo elegido MVP y ganando en 3 ocasiones la CBA. Todo aquello que el sentía que no había podido conseguir jugando en la NBA. Aquello cambió su vida por completo.

«Que te digan que eres un perdedor, que no puedes ganar y no puedes hacer esto o lo otro… a llegar a un sitio en el que no hablas el idioma, con todas las barreras culturales, y ser capaz de conseguir el objetivo… Dejé un sitio en el que básicamente era odiado. Y vine a otro en el que me querían».

Antes incluso de retirarse, Marbury recibió un permiso por parte del gobierno chino para poder residir de forma permanente en China por haber ejercido de mentor para sus compañeros y los jóvenes jugadores del país. Tras colgar las botas decidió quedarse en China y desde junio de 2019 ejerce como el entrenador de los Beijing Royal Fighters para los que jugó entre 2011 y 2017.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::