Reflexiones en su etapa en el Zalgiris: Jasikevicius, al habla

Reflexiones en su etapa en el Zalgiris: Jasikevicius, al habla

Sarunas Jasikevicius (1976) es nuevo entrenador del FC Barcelona. El técnico lituano firma por tres temporadas por el FC Barcelona dejando un Zalgiris al que fue capaz de llevar a la Final Four de la Euroliga hace unas temporadas. Apenas unos meses después de esa gesta, el que fuera base cuatro veces campeón de Europa como jugador habló con el periodista Miguel Lois para Gigantes.

Lo hizo hablando sobre Obradovic, versando sobre lo que muchos consideran: el legítimo heredero del sempiterno trono europeo que comanda Zeljko. Sus ávidas y constantes gesticulaciones, su capacidad para leer los partidos y corregir exitosamente de inmediato y, por supuesto, un pasado brillante como jugador avan las comparaciones. “Jasikevicius ya era entrenador cuando jugaba. Desde el banquillo ordenaba casi más que yo”, admitió Xavi Pascual en una rueda de prensa hace unos años.

Justo al comenzar esa entrevista, Jasikevicius se acordaba de Gigantes del Basket. “Hacía tiempo que no me entrevistaban para la revista, me alegro que sigáis publicando».

Las palabras hace un año de Jasikevicius (marzo de 2019)

Comparaciones con Obradovic. «Apenas llevo unas temporadas como entrenador profesional, estoy empezando. De él he aprendido, aprendo y aprenderé siempre».

Temporada de la Final Four. «Eso ya es pasado, está olvidado. El contador se pone a cero. Yo creo que es algo repetible en un futuro, pero evidentemente es muy complicado porque el nivel de los equipos es altísimo».

Hacer crecer al Zalgiris. «En los últimos años los jugadores se dieron cuenta que podían ganar en cualquier pista. La mentalidad que teníamos era la de ir partido a partido. Todos eran muy profesionales y eso nos permitía diseñar planes de partido muy completos, yendo al detalle».

El día a día en la actualidad. «Siempre tuve entrenadores serios. Pascual, Obradovic, Pesic… Entrenábamos mucho y duro. Ahora es imposible entrenar ya. Jugamos mucho, pero no hay tiempo casi para entrenar y recuperarse. Por eso es más importante que nunca tener jugadores profesionales, que cuiden la alimentación, el descanso… Sin esa parte sería aún más difícil mantener a los jugadores sanos».

Marcha de talentos a la NBA. «Estoy convencido que es un problema, claro… pero no se puede frenar. La NBA es la mejor liga del mundo a todos los niveles, por oportunidades, dinero, calidad de los jugadores… Cada persona quiere lo mejor para si mismo y su familia y es lógico que den el salto».

Futuro como entrenador allí. «Depende. Yo siempre digo que los jugadores para dar un salto solo tienen que hacer su trabajo. En cambio, como entrenador, dependes más de un General Manager, de la filosofía de una franquicia y de los propios jugadores que hay. No estoy obsesionado con la NBA, la verdad. Si llega la oportunidad, fantástico, pero yo valoro mucho el trabajar en un entorno que te respeta, que entiende de baloncesto, que rema en la misma dirección…».

Construir una identidad. «Es una de las claves, desde luego. Tanto en el deporte como en la vida hay que construir proyectos, consolidarlos y tener paciencia. En esos equipos que has mencionado los entrenadores llevan varios años allí, las aficiones se sienten identificadas con los jugadores y las respectivas directivas entienden de este deporte y sus decisiones son casi siempre acertadas».

En su momento habló del Barca. «¿Falta paciencia? «No lo sé. Ya hablé mucho sobre el Barça el pasado verano, no soy yo el que toma las decisiones».

Hipotético fichaje… ahora realidad. «Cuando acabe mi etapa en Zalgiris, que no sé cuando será, realmente no me importa tanto el club de destino, sino las personas con las que voy a ir a trabajar. Gran parte de una temporada se disputa en verano, acertando en los fichajes, tomando decisiones en una línea determinada, fijando un recorrido, conociendo la mentalidad del presidente… Eso es lo más importante».

¿24 horas baloncesto? «La verdad es que no desconecto mucho. Cuando llego a casa sigo mirando partidos de baloncesto. ACB, Eurocup… Miro partidos para descubrir jugadores. No necesito desconectar. Hay gente que sí lo hace pero yo viendo baloncesto me distraigo igual que viendo una película».

Su intensidad entrenando. «Prefiero que el jugador tenga estrés por mi que no por la presión que haya en un pabellón. Para un jugador la máxima presión debería ser la de ejecutar el plan de partido hablado, no tanto el ambiente que haya en una cancha o la trascendencia de un determinado encuentro».

¿Pista pequeña en Europa? «Sin duda. En los próximos años hay que estudiar bien esto y hacer cambios por el bien del espectáculo».

Habló… sobre Tomic. «Me gustan los interiores que corren, que juegan bloqueo indirecto. Ahora, si en tu plantilla tienes a un jugador como Tomic tienes que aprovecharlo».

La psicología… cada vez más importante. «Sí, el juego es cada vez más exigente, dentro de la pista y fuera también. Y creo que ya hay varios equipos que trabajan la faceta psicológica. Ahora, por ejemplo, con las redes sociales puedes leer constantemente lo que dicen sobre ti. Y eso no es fácil eh. Si te critican tienes que aprender a evadirte. Lo más importante sigue siendo el sacrificio, el trabajo en equipo…».

Pincha en la foto para comprar estas revistas

Foto: Getty Images