Ocho videojuegos clásicos de baloncesto que quizás no recuerdes

Ocho videojuegos clásicos de baloncesto que quizás no recuerdes

Repasamos algunos videojuegos clásicos de baloncesto que han pasado a la historia y es muy posible que las nuevas generaciones desconozcan

En una época en la que videojuegos como el NBA 2K nos ponen al alcance de la mano el realismo más absoluto, la jugabilidad más intuitiva y prácticamente la perfección visual, siempre viene bien volver la vista al pasado para darse cuenta de que el mundo de la canasta ha dejado varios clásicos para el ordenador y la consola que vieron la luz allá por finales de los 80 y principios de los 90. Estamos muy mal acostumbrados. Actualmente tenemos la NBA al alcance de la mano, pero no siempre fue tarea fácil llevar el baloncesto al mundo virtual. Aun así, seguro que más de uno de acuerda de estos títulos que pasaron a la historia y todavía hoy tienen cierta solera.

Fernando Martín Basket Master

Los usuarios de Spectrum pudieron jugar contra Fernando Martín allá por 1987. Uno de los videojuegos más clásicos del baloncesto español, si no el más, en el que te enfrentabas a al mito español en un uno contra uno a cancha completa. Pese a la limitación de recursos gráficos de la época, el juego tenía varios detalles que le hacían especial. Desde las celebraciones del público cuando había canasta a la repetición al más puro estilo televisivo después de una acción espectacular. Aquellos que le dedicasen más horas a este título sabrán que había un truco para ganar siempre a Fernando Martín, que consistía en esperarle bajo el aro y dejar que te arroyase al machacar, cometiendo falta personal. A las cinco infracciones era descalificado del partido.

PC Basket

Dinamic Multimedia dio forma al videojuego más adictivo de toda la historia del baloncesto español, comenzando la saga en 1993. El PC Basket te ofrecía dos posibilidades de juego de lo más atractivas. Por un lado podías jugar con tu equipo favorito de la liga ACB y por otro podías hacer las veces de hombre de los despachos y llevar las riendas del club, fichando jugadores, organizando las plantillas, etc. Siguiendo la estructura del famosísimo PC Fútbol, la compañía española trasladó el mismo formato al mundo de la canasta y el resultado se materializó en horas y horas de usuarios pegados a sus ordenadores. Además contaba con una impresionante base de datos de equipos y jugadores.

Jordan vs. Bird: One on one

En 1988, Electronic Arts sacó al mercado un juego con muchos ingredientes para triunfar. Un cara a cara entre Michael Jordan y Larry Bird en partidos de one-on-one en los que cada uno tenías sus habilidades propias. Jordan se colgaba del aro cada vez que estaba en las proximidades del aro y Bird tenía una puntería letal desde la línea de tres puntos. Además había otras dos opciones de juego como eran el concurso de mates (con Michael) y el concurso de triples (con Larry).

NBA JAM

La saga de videojuegos NBA Jam vio la luz en 1993, sólo en máquinas recreativas. Un año más tarde ya podía jugarse en casa. Partidos de baloncesto 2X2 a cancha completa y con un concepto de arcade muy marcado. No había faltas, ni campo atrás, ni tres segundos en la zona… Era entretenimiento puro y duro con saltos estratosféricos, tapones demoledores y mates inimaginables. ¿Recordáis aquello de «boomshakalaka«? El juego tuvo varias ediciones posteriores, incluida una más reciente de 2010 de la mano de EA Sports.

Lakers vs Celtics and the NBA Playoffs

Con la rivalidad entre los Boston Celtics y Los Angeles Lakers en plena ebullición, Electronic Arts lanzó en 1989 este clásico de los juegos de baloncesto. Partidos NBA con diez jugadores de forma simultánea en la cancha y algún que otro movimiento especial, como por ejemplo el famoso skyhook de Kareem Abdul-Jabbar. Fue el primer videojuego oficial con un estilo de retransmisión televisiva.

Michael Jordan In Flight

Sin licencia NBA, pero con la imagen de Michael Jordan como reclamo absoluto, EA Sports lanzó en 1993 un videojuego de baloncesto 3X3 con ‘Air’ como principal protagonista. Podías emular los movimientos más conocidos del jugador de los Chicago Bulls y escuchar su voz a lo largo de diferentes fases del juego, así como diferentes escenas en las que aparece el Michael Jordan de carne y hueso. Uno de los mayores alicientes del videojuego es el uso de la cámara 3D que hace que se desmarque de su competencia en dos dimensiones.

Street Hoop

Baloncesto callejero (de la época) en su máxima expresión. Canchas de asfalto, tableros de metal, un DJ pinchando música, ropas 3XL. Street Hoop lanzó en 1994 este videojuego de baloncesto 3X3 a toda cancha que rompió moldes y acercó el barrio a las consolas. El jugador elegía un país con el que quería saltar a la pista y se iba enfrentando a diferentes selecciones en distintas localizaciones del mundo. Todo un lujazo que pudieron disfrutar los usuarios de Neo Geo.

NBA Run & Gun

Más de uno que lea estas líneas recordará el dineral que se dejó en las máquinas recreativas jugando a este título. Sin licencia NBA, pero con una estética muy fiel a la de los equipos de la Liga, Konami ofreció, en 1993, la posibilidad de disfrutar de un videojuego de arcade máximo, en el que sólo existían las reglas del reloj de posesión y fuera de banda. Por lo demás se trataba de entretenimiento en forma del baloncesto más frenético. Además fue una de las primeras veces que se pudo disfrutar de partidos 5X5 desde un punto de vista frontal a la canasta, en lugar del lateral que se daba en la mayoría de los juegos.