LIGA ENDESAEstás viendo//'Peter' Jok llega a UCAM Murcia: ésta es su gran historia de superación
‘Peter’ Jok llega a UCAM Murcia: ésta es su gran historia de superación

‘Peter’ Jok llega a UCAM Murcia: ésta es su gran historia de superación

'Peter' Jok aterriza en Murcia. Este escolta-alero tiene tras de sí una impresionante historia para hacer realidad su sueño

UCAM Murcia ha confirmado de forma oficial la contratación, por una temporada, de ‘Peter’ Jok. Es una de las incorporaciones de Alejandro Gómez para la temporada 2020/21 además de otros como Alex Antetokounmpo (hermano menor de Giannis, el último MVP de la NBA), Conner Frankamp o D.J. Strawberry y amén de las renovaciones de Cate, Townes, Malmanis o Rojas. En el Palacio también verán a Jok, un jugador de 26 años y 1,98 metros que puede actuar de escolta o alero y que procede de la Pro A francesa, concretamente del Cholet. Y su historia es una de las que hay que contar bien para entender quién es.

‘Peter’ es, en realidad, un apodo. Su nombre de nacimiento Kacoul Dut Jok. Nació en Jartum, la capital de Sudán, el 30 de marzo de 1994. Proviene de una familia muy combativa con el movimiento de liberación del país. Sólo hay que mirar el nombre de su madre, Amelia Ring Bol. ‘Peter’ es sobrino de Manute Bol y primo de Bol Bol, ahora luchando por hacerse un hueco en la NBA como consiguió su padre. Manute fue conocido en sus últimos años de vida por su perfil político, intentando mediar para que lo que ahora se conoce como Sudán del Sur, un logro que él no llegó a ver en vida ya que el final del proceso llegó en 2011, fuese constituida como república independiente de Sudán.

Los padres de Jok combatieron en primera línea: su madre es ahora parlamentaria en las cortes del país y su padre murió cuando él tenía tres años al irse a luchar con el SPLA (Ejército de Liberación Popular de Sudán). ‘Peter’ tuvo que escapar de la guerra para tener un futuro, y lo hizo sin padre y con su madre (separado de ella también un tiempo después). Tras viajes peligrosos a Uganda y Kenia buscando una vía de escape, llegó a Des Moines, en el estado de Iowa, para empezar una nueva vida en 2003. Había jugado al fútbol, pero no sabía de baloncesto… ni tampoco de inglés.

Mike Dixon, un ciudadano de Des Moines, le apadrinó. Es su tutor legal en Estados Unidos y también el de sus hermanos, Dau y JoJo. En Des Moines fue a dos institutos, Roosevelt y Valley, antes de entrar en la Universidad de Iowa. Una experiencia que le cambiaría, de nuevo, la vida. Como cuentan sus ex-compañeros y hermanos, a ‘Peter’ la inquietud por ganarse la vida con el baloncesto pese a que tenía condiciones para ello no le atraían tanto. Y cometía errores. «Mi año de ‘freshman’ fue salvaje. Era muy inmaduro y no me lo tomé en serio», dijo a Hawk Central, y Anthony Clemmons, su compañero allí, lo corroboró: «Azúcares, Doritos, fritos, Mountain Dew… Comía de todo lo que no se podía comer». También del McDonald’s, una de las razones que le llevó a entrar de lleno en el mundillo al ser el premio ofrecido por ganar uno de sus primeros torneos.

Era un rebelde: se acostaba a las tres de la mañana, bebía alcohol a mansalva… Su mundo se quebró una vez más cuando fue detenido y sentenciado a pena de cárcel (rebajado con servicios a la comunidad) por circular con la licencia de ciclomotor caducada. Era la segunda vez que era detenido por la Policía y fue suspendido indefinidamente en la universidad. Estaba al borde del precipicio pese a ser uno de los prospects más interesantes de la Big-Ten, la conferencia en la que compite Iowa.

Tuvo que tocar fondo para subir. Se cambió el dorsal y muchas otras cosas: hábitos de comida, mentalidad, físico, etc. En su año de sénior lideró la conferencia en anotación con 19,9 puntos. Su perfil era bastante rico de cara al Draft NBA de 2017, pero no fue elegido. Ya no le podrían parar pese a las piedras en el camino. Sí encontró el camino de la G-League de la mano de Northers Arizona Suns, el afiliado de Phoenix en la competición. Temeroso en la primera temporada, se soltó en la segunda: 14,4 puntos y 4,7 rebotes. Y con una seña de identidad: el tiro de tres puntos. Con casi siete intentos por encuentro, 40,8% de efectividad. En 2019 fichó por el Cholet, en su primera experiencia fuera de la burbuja protegida que tenía en Estados Unidos, y repitió esquema: 10,2 puntos de media y un 47,1% de acierto en triples.

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘El documental sobre la vida de «Peter» Jok’

También es pariente lejano de Luol Deng, un jugador al que se asemeja tanto por altura como por algunas de sus características del juego. Anotador fluido si tiene el respaldo de los compañeros, Murcia disfrutará de su juego en la 2020/21.

 

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)