Dos veces campeón, All-Star… ¿Qué ha sido de Andrew Bynum? Bolos, flamenco y poco baloncesto

Dos veces campeón, All-Star… ¿Qué ha sido de Andrew Bynum? Bolos, flamenco y poco baloncesto

Ganó dos títulos de la NBA en siete temporadas con los Lakers. Fue All-Star y elegido en el ‘Segundo Quintet0 NBA’ antes de cumplir los 25 años. Posteriormente le vimos fichar por los Sixers, Cavaliers y Pacers. Pero en los tres últimos equipos no conocimos a ese jugador que deslumbró en la franquicia de Los Ángeles. Era uno de los interiores jóvenes más poderosos de la NBA y clave en los éxitos angelinos liderados por Kobe Bryant y Pau Gasol. Hoy, Andrew Bynum, recuerda más por lo que ha hecho fuera de la pista que por lo que hizo dentro.

Desde su marcha de los Lakers el jugador no volvió a ser el que era. De hecho su retorno tras la lesión cuando recaló en los Sixers fue un mar de incertidumbre, ya donde lo inesperado superaba barreras.

«Hay noches en las que despierto en la cama y la esperanza se ha convertido en desesperación. ¿Qué está pasando con mi carrera? ¿Voy a ser capaz de hacerlo de nuevo? ¿Recuperare totalmente mis piernas?”. Declaraba el jugador mientras los medios recogían noticias que afirmaban que había estado jugando a los bolos y que se había lesionado la otra rodilla debido a ello.

En todos estos años la noticia más extraña llegó cuando viajó a España, a un tablao flamenco, a recuperarse de la lesión. Aquí el vídeo de aquel épico momento:

Y sí, mucho se hablaba de su regreso… pero bastante más de sus peinados. Cada vez que hablaba con los medios era protagonista, pero no por los minutos en la pista, sino por imágenes como estas:

Con 26 años, su agente confirmaba que estaba replanteándose dejar el baloncesto por un año para recuperar la forma. Es curioso, porque ha tenido tiempo y franquicias para recuperarse pero el propio jugador no pareció tener tal interés. Desde entonces han pasado años y años. De hecho hoy cumple 33 años. Si bien Bynum nunca oficializó su retiro, abandonó la liga tras ser agente libre ese mismo año, con tan solo 26. Cuando se le consultó sobre un posible regreso a la NBA, afirmó que «todo es posible», pero eso mismo aún no ha sucedido.

En su mejor temporada en la NBA fue All-Star promediando 18.7 puntos y 11.8 rebotes. A partir de ahí su carrera solo fue para abajo. En 2012, con solo 24 años, fue a los Sixers donde no llegó a ponerse la camiseta. De ahí pasó a la agencia libre para terminar jugando en los Cavaliers.  Solo 24 partidos antes de ser suspendido por su conducta. Esto le llevó a los Bulls en 2014 pero allí fue cortado. Los Pacers lo intentaron como respaldo de Roy Hibbert pero eso tampoco termió bien.

Las mejores acciones de una carrera que prometía muchísimo pero quedó estancada: