Bam Adebayo, la excelencia del complementario, por Piti Hurtado

Bam Adebayo, la excelencia del complementario, por Piti Hurtado

Miami Heat presenta a día de hoy un contundente registro de 10-1 en los actuales playoffs, un equipo que desde la salida de LeBron James en 2014 consiguió aguantar un tirón tan fuerte arrimándose al 50% de victorias que le permitía entrar en las eliminatorias finales una temporada sí y otra no. El mérito fue competir sin reconstruir, lo que educa a cada recién llegado. Sello de Riley y Spoelstra, Jefe y Entrenador Jefe, respectivamente.

Estos resultados meritorios los hicieron teniendo un ancla inestable pero en crecimiento, Hassan Whiteside, un Center que parecía que iba a dominar la liga, pero desde el primer momento de su mejora como jugador solo pensaba en sí mismo, que el balón le llegara y en el contrato que merecía. En ese despiste se le coló Edrice Femi Adebayo, “Bam”.

Para mi es el nombre más interesante de estos Playoffs por el tipo de juego complementario que realiza. Es la pieza perfecta para el juego contemporáneo de jugadores pequeños con tiro exterior y mucho uso de la bola. Son tantas las facetas del juego donde Adebayo ayuda y ha ido mejorando que ahora mismo el desconcierto es general al encontrar a un pívot que no tira triples pero que es eficaz en todo lo demás. Y por encima de todo, necesita el balón muy poco tiempo en sus manos y gasta poquísimos botes. Fundamental. Altos porcentajes y rango de tiro en zona cercana y zona central.

ASISTENCIAS:
Bam Adebayo, con unas manos que miden 24 cm y una sensibilidad que le lleva a un 84% de Tiro Libre en estos Playoffs, ha conseguido ser el mejor asistente de su equipo en los partidos de post temporada y durante Liga Regular fue el segundo center de toda la NBA dando pases de canasta.

Al ser un jugador que busca mucho dentro y fuera de sistema la asociación con sus bloqueos o mano a mano, suele tener la bola en poste alto a menudo y desde ahí lee puertas atrás, líneas de pase para habilitar a los pequeños.

DEFENSA:
10.1 rebotes, 1.3 tapones y 1.1 robo de balón son buenos números en cada una de las categorías, no son estadísticas top pero si indican una actividad constante tanto en la parte más física de estatura, tamaño y fortaleza como en la parte volitiva, querer tapar líneas de pase, usar las manos para poder robar. Jimmy Butler y Jae Crowder son muy buenos defensores perimetrales, Adebayo les completa con capacidad en los cambios defensivos y en la defensa del aro, el tapón a Tatum ha sido el momento más brillante en esto, pero Bam no deja de trabajar ni de estar bien posicionado.

ESFUERZO Y CONCENTRACIÓN
Adebayo es el tercer jugador de toda la liga en número de bloqueos de rebote, lo cual puede que repercuta en su beneficio o en el del equipo, pero trabaja fuerte para que su hombre no tenga opciones de reboe ofensivo cuantas más ocasiones, mejor. Esto conlleva técnica pero sobre todo capacidad de prioridad qué cosas son importantes para ganar. Y las pequeñas lo son.

Y al respecto de esa voluntad de estar disponible y ser efectivo el tiempo que está en cancha pese a no tocar mucha bola, los bloqueos de Bam Adebayo son fundamentales, siendo el cuarto en total estadísticamente tras centers de referencia absoluta. La categoría se denomina “bloqueos asistenciales”, dejar liberado a tu compañero tras la pantalla que pusiste.

Bam Adebayo ha volado por debajo del radar. Ha sido ser notable en casi todo pero ahora que su equipo se está acercando a la Matrícula de Honor, los focos empezarán a apuntar a un jugador complementario de un baloncesto excelente. Los complementos definen la excelencia.