Ben Simmons, expulsado del entrenamiento de los Sixers y sancionado por Doc Rivers

Ben Simmons, expulsado del entrenamiento de los Sixers y sancionado por Doc Rivers

Una semana después de que el culebrón entre Ben Simmons y los Sixers pareciese llegar a su fin con la incorporación del jugador a los entrenamientos, el culebrón ha vivido un nuevo capítulo.

Según ha informado Adrian Wojnarowski, Doc Rivers habría expulsado a Ben Simmons de uno de los últimos entrenamientos antes del arranque de la temporada y se le habría impuesto una sanción por una «conducta perjudicial» para el equipo. De esta forma, Simmons se perdería el debut de los 76ers en la NBA frente a los New Orleans Pelicans. El mismo periodista ha mencionado que durante esta semana con el equipo, Simmons no habría mostrado interés por implicarse ni física ni mentalmente con el resto del equipo.

Después del entrenamiento esto ha manifestado Doc Rivers en palabras recogidas por Tim Bontemps de ESPN, añadiendo que espera que el próximo jueves vuelva a los entrenamientos con el grupo:

«Creo que hoy era una distracción, no creo que quisiese hacer lo mismo que el resto de los compañeros. Voy a darle a Ben Simmons todas las oportunidades para que pueda ser parte del equipo, pero como entrenador lo primero que tengo que hacer es proteger al equipo«.

El caso Ben Simmons

El australiano no se había presentado al training camp de los Sixers después de haber solicitado a la franquicia un traspaso y apareció cuando su equipo iba a disputar un nuevo amistoso de pretemporada ante los Brooklyn Nets. Simmons, que estaba citado para incorporarse a los entrenamientos, llegó y solicitó hacerse un test del covid-19 para cumplir los protocolos poder reincorporarse a la dinámica del equipo, aunque se desconoce cuáles son ahora sus intenciones, según explica ESPN.

Esa ausencia le estaba empezando a repercutir a su salario, ya que no había recibido el primer pago anual y perderá alrededor de un millón de euros por no haberse presentado a tiempo a la concentración del equipo, que llevaba varias semanas sin poder hablar directamente con él. Por cada partido de pretemporada ausente, dos en total Ben Simmons ha perdido 360.000 dólares, más una penalización por los entrenamientos en los que no ha estado: 2.500 dólares por el primero, 5.000 por el segundo y 7.500 por el tercero y por todos los que no ha realizado a partir de ahí.

La intención parecía que era de reconciliarse pero esta situación vuelve a tensar la relación entre franquicia y jugador.